En plena expectativa por la renegociación con bonistas privados, la titular del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, afirmó este martes que el gobierno argentino "quiere hacer lo correcto para su pueblo"  en tanto que reiteró su postura acerca de la "insostenibilidad" de la deuda externa.

"Veo a un Gobierno que quiere hacer lo correcto para su pueblo y por su papel en la región y la economía mundial", dijo Georgieva sobre la oferta de reestructuración de deuda, al ser consultada sobre la Argentina durante una transmisión web patrocinada por el Financial Times.

En ese marco, Georgieva afirmó: "Estamos muy interesados en apoyar a la Argentina en su lucha contra la doble crisis; la crisis del coronavirus y el problema de la sostenibilidad de la deuda, eso es claramente bastante grave".

Luego de excusarse por no poder pronunciarse acerca de si los acreedores deberían aceptar o no la oferta, porque "es (un asunto) entre la Argentina y sus acreedores", volvió sobre la posición del Fondo acerca de que la deuda argentina es insostenible.

"Lo que hemos declarado claramente es que la deuda no es sostenible. Y es de interés para todos que la Argentina avance hacia la sostenibilidad de la deuda", sentenció.

Ya en febrero pasado, el Fondo había apoyado la posición argentina al pedirle a los bonistas privados que hicieran una "contribución" para la sostenibilidad de la deuda, en referencia a aceptar una quita.

En cuanto al programa que el Fondo suscribió con la Argentina, Georgieva aclaró: "Todavía lo tenemos en realidad (vigente), aún no se ha cancelado". Ahora "estamos esperando", agregó.

La funcionaria del FMI consideró que la entidad, como prestamista de ultima instancia, "asume riesgos", al ser consultada sobre si había sido un error del organismo prestarle a la Argentina USD44.000 millones bajo la administración de Mauricio Macri.

"El FMI evalúa las perspectivas, teniendo en cuenta claramente que hay riesgos involucrados, pero es nuestro trabajo como prestamista de último recurso darles la oportunidad a las economías de tener éxito, y es nuestro deber para con la membresía responder a las solicitudes que trabajan con ese reconocimiento de que nosotros, como prestamista de último recurso, estamos en una posición más riesgosa", señaló.

En este marco, completó: "Ahora estamos esperando. Y lo que veo en la Argentina es, en realidad, un gobierno que quiere hacer lo correcto por su propia gente y por su papel en la región y la economía mundial", concluyó la directora gerente.

Georgieva también se refirió a las previsiones mundiales sobre la caída de la economía por la crisis del coronavirus. En ese sentido, aseveró que seguramente el organismo recortará todavía más las previsiones de crecimiento mundial, ya que la pandemia estaba afectando a las economías del mundo "más de lo previsto".

"Es muy probable que lleguemos con la actualización de nuestras proyecciones en algún momento de junio, y en ese momento, nuestra expectativa es que habrá un poco más de malas noticias en términos de cómo vemos 2020. La pandemia de coronavirus estaba afectando a muchas economías más de lo previsto", explicó.