El ministro de Economía, Martín Guzmán, celebró este lunes los avances en la normalización del mercado de deuda en pesos y aseguró que “la soberanía monetaria es una piedra angular de la estabilidad y el desarrollo económico”.

El funcionario afirmó que “soberanía monetaria” es tener “una moneda confiable”, al tiempo que sostuvo que se trata de “una virtud que debe construirla la sociedad argentina en su conjunto”.

“Para acabar con el patrón de inestabilidad macroeconómica que por tanto tiempo ha caracterizado a nuestro país necesitamos poder recuperar la confianza en nuestra moneda. Es un camino que requiere de esfuerzos persistentes”, sostuvo Guzmán y remarcó: “Apenas asumimos nos pusimos como uno de los objetivos generar instrumentos de ahorro y de financiamiento en pesos, y así lograr empezar a romper con la lógica dolarizadora que profundiza los desequilibrios estructurales del país”.

“Un primer paso fundamental en ese camino fue el de normalizar el mercado de deuda pública en pesos. En los primeros meses del año logramos suavizar el perfil de vencimientos de capital e intereses que mostraba una fuerte concentración en 2020”, remarcó.

El Ministerio de Economía difundió esta mañana un informe elaborado por la Secretaría de Finanzas que destaca el proceso de licitaciones de títulos en pesos de los últimos meses que le permitió despejar parte de los vencimientos de 2020, así como también bajar las tasas de interés.

Como contó BAE Negocios, entre enero y hoy el Gobierno logró refinanciar el 89% de los pagos realizados en moneda local.

Por otra parte, las tasas colocadas por esta gestión, comenzaron en 49,8%y en las últimas licitaciones rondó el 30%. En cuanto a la extensión de plazos, creció la proporción de bonos respecto de la de letras: los primeros pasaron de representar el 79% de la deuda en pesos al 83,3% en el mismo lapso.

También se logró desdolarizar una pequeña porción del stock de deuda total: los pasivos en moneda local pasaron de representar el 14,4% en noviembre al 15,3% en mayo. Además, a través de dos canjes, se pesificó el 26,6% de las Letes en dólares que habían sido reperfiladas.