El Gobierno porteño presentó este viernes el  Presupuesto 2021 para la Ciudad de Buenos Aires, que contempla gastos por más de 612 mil millones de pesos y un nuevo impuesto del 1,2% a los compras que se hagan con tarjetas de crédito.

Según indicaron desde el Ejecutivo, para el 2021 se estipuló “un presupuesto de contingencia y con medidas transitorias” que se encuadran en un plan diseñado para equilibrar las cuentas que estaban planificadas previamente a la decisión del Gobierno nacional de redirigir un porcentaje de la Coparticipación que percibía la Ciudad.

Así y sumando también otros factores, como la posibilidad de que cambie el mecanismo de transferencia de fondos para el área de Seguridad en la Ciudad -que evalúa el Congreso nacional-, se avanzó en una reformulación del plan de Gobierno.

Cambios impositivos

  • Se anunció la implementación del impuesto a los Sellos a las tarjetas de crédito tal como ocurre en “provincias como Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Mendoza, Chaco, San Luis y Tierra del Fuego”, señalaron las fuentes.

De esta forma el nuevo gravamen se aplicará directamente sobre el total del resumen mensual aunque excluye a los consumos con tarjeta de débito.

  • Por otra parte, se eliminarán las exenciones de Ingresos Brutos a la compra de Leliqs y a las operaciones de pase entre entidades financieras: con estas dos medidas buscarán recaudar $ 10.600 y $ 1.392 millones respectivamente.

¿Los bancos trasladarán este nuevo costo a sus clientes?

Desde el Gobierno porteño indicaron que "lo resolverá cada entidad financiera".