Los abultados vencimientos de deuda en pesos que debe afrontar el Gobierno a lo largo del año abrieron una grieta dentro del equipo económico, entre el ala que busca cumplir con esos compromisos y mantener la curva de títulos en moneda local y otra que plantea endurecerse con los tenedores de los bonos, tal como se hizo con los nominados en dólares.

Para el segundo grupo de economistas del oficialismo, la estrategia -compartida por el FMI- de negociar una quita como se pretende con los acreedores externos no podrá aplicarse con los bonos en pesos si se continúa con el trato preferencial al que hasta ahora parece inclinarse la conducción del Palacio de Hacienda.

La interna se recrudeció tras darse a conocer una publicación de Infobae que, citando fuentes oficiales, aseguraba que el Ejecutivo garantizó el pago en tiempo y forma de este segmento de las obligaciones. Desde la cartera de Martín Guzmán evitaron hacer comentarios al respecto ante la consulta de BAE Negocios.

El otro punto que genera visiones encontradas dentro del equipo económico es el riesgo de expansión monetaria en caso de que los tenedores de los bonos en pesos no renueven sus tenencias a la fecha de vencimiento y obliguen al Banco Central a tener que expandir la cantidad de dinero a niveles peligrosos que puedan disparar las cotizaciones del dólar paralelas.

Para graficar la magnitud del desafío: hasta fin de año el Tesoro deberá afrontar vencimientos por $1,2 billones, de los cuales $700.000 millones son con el sector privado. Hasta ahora, el Gobierno lleva pagados $150.000 millones, parte de lo cual se hizo con transferencias del BCRA.

Por el contrario, los integrantes del gabinete que se oponen a una reprogramación forzosa argumentan que una medida de ese tipo implicaría cortar de cuajo cualquier chance futura de financiamiento en el mercado local, algo en lo que el equipo de Guzmán venía esforzándose por mantener, cuando deshizo a medias el reperfilamiento masivo de Letes de su predecesor Hernán Lacunza, al diferenciarlas por moneda de denominación.

En la vereda opuesta, los economistas del Gobierno que buscan un camino alternativo sostienen que los tenedores de bonos en pesos son los grandes fondos de inversión como Blackrock, Templeton o Pimco, quienes le prestaron a la gestión anterior en 2018 y 2019, cuando ya el escenario financiero de la Argentina había quedado seriamente dañado, por lo que entienden que deberán hacer frente a quitas considerables de sus tenencias como se hará con el resto.

Pagarles todo es ponerlos en ventaja frente a los gobernadores o a los bancos, que ya debieron desarmar un tercio de sus posiciones en Leliq”, razonan los que mantienen las posiciones más duras ante los acreedores.

En ese sentido, incluso se habla de emitir un bono a 2023 o 2024 y un cupón que se ubique tres puntos por arriba del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). Algo similar a lo que ocurrió con el bono dual, cuya cancelación, pautada originalmente para febrero, fue postergada hasta el 30 de septiembre.

Por lo pronto, el momento decisivo de la reestructuración está cada vez más cerca y coincide con la pandemia global de Covid 19, mientras los mercados esperan la reaparición de Guzmán, quien desde hace ya un par de semanas se corrió del centro de la escena.

Más notas de

Alejandro Bercovich

Apretar el botón rojo siempre deja a alguien lastimado

Apretar el botón rojo siempre deja a alguien lastimado

El Gobierno monitorea maniobras de ALyCs que empujaron dólares paralelos

Evalúan restringir la operatoria de los agentes imvestigados

Grietas profundas y alertas selectivas en la mesa del poder

Grietas profundas y alertas selectivas en la mesa del poder

Tironeado, Fernández esboza su pacto social post-pandemia

Tironeado, Fernández esboza su pacto social post-pandemia

Teléfonos ligados en la era de la fibra óptica

Teléfonos ligados en la era de la fibra óptica

El panelismo de Estado empieza a mostrar sus limitaciones

El panelismo de Estado empieza a mostrar sus limitaciones

Puentes y autopistas entre lo público y lo privado

Puentes y autopistas entre lo público y lo privado

Ahora son todos guzmanistas de la primera hora

Ahora son todos guzmanistas de la primera hora

La economía de guerra reclama un comandante

La economía de guerra reclama un comandante

Bastones caros para salir de la postración económica

Bastones caros para salir de la postración económica

Más notas de

Ignacio Ostera

Eximir a los jueces de Ganancias le costará al fisco más que el IVA reducido al pan

Los magistrados que ingresaron desde 2017 están alcanzados por el gravamen

Por los nuevos controles, se estira la negociación de la deudas provinciales

El neuquino Gutiérrez dio plazo hasta este viernes para adherir al canje

El Gobierno postergará el pago de Letras con el Central por USD10.000 M

La autoridad monetaria deberá esperar para cobrar su deuda de hace diez años

El Gobierno apuesta a una suba fuerte en la recaudación para achicar el déficit

Guzmán al presentar los lineamientos de proyecto de ley

Empresas aprovechan tasas bajas para anticipar pagos en dólares al exterior

El sector privado demandó USD3.500 millones en julio para pagar mercadería

Buenos Aires recibirá $12.000 M hasta fin de año y su índice de coparticipación toca un máximo

Kicillof recibirá el 27% de los recursos que la Nación gira a las provincias

Con el canje despejado, Powerchina apuesta a construir represas en Mendoza y Neuquén

Powerchina apuesta a construir represas en Argentina

Provincias aumentan sus depósitos y contienen gastos para hacer frente a la coronacrisis

Provincias aumentan depósitos para enfrentar coronacrisis

Las tres patas del vaciamiento de Vicentin, según el Banco Nación

El patrimonio neto de la firma se pulverizó de un día para el otro

Desarrolladoras diversifican estrategias para sobrellevar la crisis

La Ciudad habilitó a retomar las obras a 90 días de su finalización