Los gastos del Estado italiano en pensiones y pagos de la deuda pública son demasiado altos, subrayaron los representantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ante la Comisión del Presupuesto del Senado italiano.

Italia gasta en pensiones y servicio de la deuda mucho más respecto a otros países de la OCDE y eso penaliza a los jóvenes y merma las perspectivas del crecimiento en el futuro”, observó la organización​​​.

Otro problema importante, relevado por la OCDE, es la cuña fiscal (incidencia de los impuestos en un determinado valor), que Italia es la quinta más alta entre los países miembros de la institución.

Eso requiere una reforma fiscal que “podrá reforzar el crecimiento y reducir la complejidad” del sistema de imposición.

Por otro lado, la OCDE dio una alta valoración a la gestión de la crisis pandémica de parte del Gobierno, “no solo por el apoyo prestado a las familias y empresas, sino también por la campaña de vacunación”.

Según las estimaciones de la institución internacional, el PIB italiano volverá a niveles de antes de la crisis para mediados de 2022, pero el país “no puede volver al ritmo de crecimiento prepandémico, porque era demasiado bajo”.

Fuente: Sputnik