La provincia de Buenos Aires extendió hoy por decimonovena vez el canje de deuda en default, esta vez hasta el 2 de julio próximo, de acuerdo con información enviada a los inversores.

La administración de Axel Kicillof informó que ha contratado a BofA Securities y a Citigroup Global Markets para que actúen como administradores de la oferta.

La decisión de ls gobernación bonaerense derivó en una respuesta de los bonistas a través de la red social twitter. 

"PBA extendió su oferta de canje fallida por decimonovena vez. Mientras tanto, no hay ninguna discusión en curso con sus bonistas. Con la llegada de Wimbledon, dejaremos el comentario a John McEnroe", escribieron los acreedores agrupados en la Coalición de tenedores de deuda provincial.

Sin embargo, fuentes del ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia aclararon que "pese a las declaraciones del Comité de acreedores de la Provincia al finalizar el último período de conversaciones restringidas, la Provincia y varios de sus principales tenedores de bonos bajo ley extranjera continúan trabajando para arribar a una solución definitiva al problema de sostenibilidad de deuda".

"Siempre sostuvimos que la solución al problema de la deuda debe ser compartida, en este sentido, mientras las conversaciones con los acreedores continúen mostrando avances a fin de arribar a una solución sostenible para la Provincia y aceptables para aquellos, estamos en la obligación de hacer el mayor esfuerzo posible para incorporar todo aquello que permita avanzar hacia el objetivo final", apuntaron desde la cartera que conduce Pablo López.

La provincia aún debe reestructurar títulos de deuda externa por USD7.100 millones y se encuentra en default desde el año pasado. Es una de las últimas jurisdicciones que todavía no cerró con sus acreedores.