El primer caso confirmado de coronavirus en Brasil hizo estragos en el mercado y si bien este jueves la Bolsa de Sao Paulo aminoró la estrepitosa caída del miércoles, el cierre de la semana no muestra buenos augurios: pasado el mediodía se hunde 2,77%.

El índice Ibovespa se ubica así en 100,300.55 puntos cuando ayer registró una caída del 2,59% por la preocupación del brote del llamado COVID-19 que surgió en China y llegó por primera vez a Latinoamérica vía Brasil.

Además del único caso confirmado hasta el momento, Brasil también investiga otros 132, de los que 85 se encuentran en el estado de Sao Paulo, el más poblado e industrializado del país.

La crisis sanitaria internacional por el coronavirus sigue también generando importantes turbulencias en el mercado cambiario brasileño.

El dólar estadounidense se apreció hoy un 0,80% frente al real y terminó la jornada negociado a 4,475 reales para la compra y a 4,476 para la venta en el tipo de cambio comercial, lo que supone un nuevo récord histórico en Brasil.

Por los rumores y y situación mundial que se vive ante el coronavirus, los operadores financieros continúan muy pendientes no solo de los efectos del coronavirus en la salud pública, sino también de las consecuencias que puede acarrear para el crecimiento de las economías del planeta.

Las pérdidas registradas en la bolsa de Sao Paulo se repitieron en otras plazas internacionales como Wall Street, Milán, París, Madrid y Tokio, entre otras.

Con todo, el corro paulista volvió a perder este jueves 2.735 unidades a su puntuación acumulada, situándose aún por encima de la barrera de los 100.000 puntos.

El volumen de negocios alcanzó los 39.490 millones de reales (unos 8.820 millones de dólares) en un total de 4.512.444 operaciones financieras, valores por encima de lo habitual.

Los títulos de la reaseguradora IRB Brasil (6,66 %), del operador de planes de salud Hapvida (1,39 %) y del estatal Banco do Brasil (SA:BBAS3) (1,24 %) se situaron al frente de las ganancias en el Ibovespa.

En la otra cara de la moneda, fuertes pérdidas para la cervecera Ambev (-8,34 %), las aerolíneas Gol (-8,90 %) y Azul (-6,47 %) y para la red de supermercados Pao de Açucar (-6,51 %), entre otros valores.

Las acciones más negociadas fueron las preferenciales de la estatal petrolera Petrobras (NYSE:PBR) (-3,47 %), las similares de Itaú Unibanco (SA:ITUB4), la mayor entidad financiera privada de Brasil (0,06 %), y las ordinarias del gigante minero Vale (-1,94 %).