La bolsa porteña subió ayer 2,3%, impulsada por las acciones del sector de telecomunicaciones y en línea con el rebote registrado en Wall Street luego de tres días de fuertes pérdidas.

Las ganancias de las empresas que componen el índice S&P Merval fueron encabezadas por Cablevisión Holding (10%), Telecom Argentina (6,1%), BYMA (3%), YPF (2,7%) y Aluar (2,6%). En cambio, las caídas estuvieron lideradas por Grupo Financiero Valores (1,5%) y Cresud (1,1%).

Los papeles de empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York cerraron con mayoría de descensos. Entre los más importantes estuvieron los de Corporación América (5,3%), Cresud (4,2%), Transportadora Gas del Sur (3,5%), IRSA (3,3%) y Despegar (3,1%). Las firmas que operaron en alza fueron Mercado Libre (3,4%), Telecom Argentina (3,1%), Ternium (1,8%), Supervielle (0,8%) e IRSA Propiedades Comerciales (0,4%).

En Estados Unidos las pizarras cerraron en verde alentadas por un rebote de las grandes empresas tecnológicas, que habían sido precisamente las que impulsaron el derrumbe en las tres sesiones anteriores. Así, el Nasdaq cerró con un incremento del 2,7%. También se recuperaron el industrial Dow Jones (1,6%) y el S&P 500 (2%).

"El gran interrogante es si Argentina logrará volver a acoplarse a Estados Unidos o si esto es solamente un rebote. Si bien las condiciones estructurales del país generan dudas entre el público inversor, la relación riesgo-retorno del equity argentino es atractiva teniendo en cuenta que se esperaría una compresión del riesgo país", señaló Joaquín Candia, de Rava.

Ayer el indicador que elabora el banco JP Morgan cedió 0,1% a 2.147 puntos básicos. Sin embargo, cuando la entidad actualice la canasta de bonos con la que lo calcula e incluya los nuevos títulos surgidos del canje externo -que operan con tasas de entre 11,5% y 12,5%-, el riesgo país argentino retrocederá más de 1.000 unidades.