Cuando el "criptoinvierno" parecía no tener fin y las criptomonedas sufrían por la imposibilidad de recuperarse de sus caídas, llegó una avalancha de buenas noticias que podría cambiarlo todo. Las principales cripto como Bitcoin, Ethereum, Cardano, Solana y Dogecoin experimentaron fuertes aumentos en los últimos días, y, ahora, la Reserva Federal (Fed) dijo a los bancos que las criptomonedas son una "oportunidad potencial", y pidió a Wall Street que se prepare para que se abran las "compuertas" de cara a la "marea cripto" que se viene.

"El sector emergente de criptoactivos presenta oportunidades potenciales para las organizaciones bancarias, sus clientes y el sistema financiero en general", escribió la Fed en un comunicado junto con un documento de 49 páginas que recomienda que las empresas notifiquen a los reguladores de la Fed antes de involucrarse con bitcoin y criptomonedas.

"Las actividades relacionadas con los criptoactivos también pueden plantear riesgos relacionados con la seguridad y la solidez, la protección del consumidor y la estabilidad financiera", aclaró la Fed. Esto refiere a que el mercado, aún con las fuertes subas del último tiempo, sigue siendo extremadamente volátil.

Las criptomonedas tuvieron una gran crecida en los últimos días

Esto representa un giro de 180 grados para las criptomonedas, que con el contexto mundial, la creciente inflación del Hemisferio Norte y la política agresiva de la Fed sufrieron un derrumbe devastador de más de 2 billones de dólares, con caídas de más del 70% en su valor y hasta la desaparición de alguna cripto. El "criptoinvierno" comenzó en noviembre y permaneció hasta algunas semanas atrás, cuando algunos cambios en el mercado le dieron aire a Bitcoin, Ethereum, Cardano y compañía.

Las criptomonedas crecen y el mercado se prepara

Forbes reportó que muchos analistas ya advierten que un "gorila de cien libras" se está "acercando cada día", en referencia a "un enorme cambio de juego criptográfico de 10 billones de dólares". Este gigante que poco a poco se despierta llegará pronto a las puertas de Wall Street, y la Fed busca adelantarse y pedir regulaciones para prevenir en vez de curar.

La semana pasada, el administrador de activos más grande del mundo, BlackRock, conmocionó a la industria de las criptomonedas cuando anunció una asociación con el importante intercambio de criptomonedas Coinbase para proporcionar a los clientes institucionales de BlackRock acceso a Bitcoin y potencialmente a otras criptomonedas en el futuro, un movimiento descrito como "un hito importante para toda la industria de las criptomonedas".

"A pesar de la fuerte caída en el mercado de activos digitales, todavía estamos viendo un interés sustancial de algunos clientes institucionales en cómo acceder de manera eficiente y rentable a estos activos utilizando nuestra tecnología y capacidades de productos", BlackRock escribió en una publicación de blog reciente.

El lanzamiento de BlackRock de un fideicomiso privado de Bitcoin potencialmente significa que competirá directamente con el administrador de activos digitales Grayscale, el vehículo de inversión en criptomonedas más grande del mundo, y sigue las noticias de que otros incondicionales de Wall Street están cada vez más abiertos a ofrecer acceso al mercado de bitcoins y criptomonedas.

Las advertencias de la Fed

Pese al optimismo que rodea al mercado cripto, la Fed advirtió en su comunicado que los bancos deben notificar a reguladores antes de participar en actividades criptográficas. Los reguladores también le hablaron a los bancos, y les pidieron que "hagan su tarea" antes de saltar a los criptomercados.

Uno de los grandes objetivos de la Fed es que la volatilidad del mercado cripto no salte a los mercados financieros en general, por lo que emitieron una serie de pautas que promocionan el uso de un sistema de revisión para empresas que carecen de depósitos federales que no son supervisados por los bancos. “Las nuevas pautas tienen como objetivo crear un proceso transparente, consistente y basado en el riesgo para revisar las solicitudes de cuentas maestras”, dijo la Fed en un comunicado.

 

En este sentido, Michael Gibson, director de la división de supervisión y regulación de la Fed, marcó que aunque los activos digitales ofrecen oportunidades potenciales a los bancos, aún representan un riesgo. Gibson declaró que las actividades relacionadas con las criptomonedas no brindan protección al consumidor y generan riesgos para la estabilidad financiera de los bancos.

“El sector emergente de criptoactivos presenta oportunidades potenciales para las organizaciones bancarias, sus clientes y el sistema financiero en general; sin embargo, las actividades relacionadas con los criptoactivos también pueden presentar riesgos relacionados con la seguridad y la solidez, la protección del consumidor y la estabilidad financiera”, declaró Gibson en un comunicado.