El ministro de Hacienda bonaerense, Pablo López, aseguró que la propuesta de canje de deuda presentada este jueves para los acreedores extranjeros "es la única oferta que hay" en tanto remarcó que "se ajusta a la posibilidades de pago que tiene la provincia".

Después de que el gobierno bonaerense diera a luz la propuesta de pago en donde se prevé una quita del 55% de intereses, poco más del 7% de capital, y un período de gracia de tres años, el funcionario afirmó se establecieron esas parámetros "porque la provincia no está en condiciones de pagar nada" durante ese tiempo.

"Al igual que la nacional, la deuda de la provincia de Buenos Aires también se encuentra en una situación insostenible. Creció mucho en los últimos cuatro años y el 84% es en moneda extranjera", precisó López en diálogo con El Destape Radio. 

En relación al período de gracia explicó que se pospone hasta 2023 cupones de interés, "partiendo de un nivel de 2% hasta llegar a 5,375%", en tanto que destacó que de esta forma implica "una reducción fuerte de interés y un estiramiento de plazos".

"Los vencimientos de deuda de la provincia están concentrados en corto plazo: en poco tiempo tenemos que enfrentar casi 6.000 millones de dólares. Entonces queremos estirar los plazos de la deuda, que está en casi cinco años, para llevar los vencimientos a 13 años y repartir la carga en el tiempo y que no sea un problema", indicó el funcionario.

El lanzamiento de este jueves coincidió con la videoconferencia que encabezó el ministro de Economía, Martín Guzmán, con sus pares provinciales para presentar la Unidad de Apoyo de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Provincial, y que busca liderar los procesos de reestructuración de los pasivos subsoberanos.