La cotización del oro subió hoy a la zona de 1.880 dólares por onza, su mayor valor desde 2011 y cerca del máximo histórico de septiembre de ese año, cuando superó los 1.900 dólares.

El precio del oro refleja en parte la debilidad del dólar estadounidense y se da en medio de una mega emisión por parte de los Banco Centrales del mundo para contrarrestar los efectos de la pandemia del coronavirus (Covid-19) sobre las economías.

El oro volvía a ser activo de refugio por parte de los inversores, pero también reflejaba la debilidad de la moneda estadounidense derivada de la mejora en los mercados financieros".

"Un dólar débil es sinónimo de buenas noticias para el resto del mundo, ya que implica precios de commodities más elevados y condiciones financieras globales más atractivas", mencionó un informe de Delphos Investment.

La consultora mencionó que la debilidad del dólar "ya se refleja en la cotización del oro o la plata (los metales preciosos subieron +5% en dos ruedas), y muy marcadamente en el Real brasilero, que bajó más de 20 ctvs (+4%) en dos ruedas".