Un informe reciente de Economía & Regiones (E&R) alertó acerca del potencial impacto que podría tener una mayor emisión monetaria, a partir de una baja de la tasa de interés, sobre el precio del dólar. La consultora dirigida por Diego Giacomini afirmó que el programa del próximo gobierno implica poner a funcionar la "maquinita", con una demanda por pesos baja, lo que podría implicar un alza del dólar. Desde su punto de vista, aun queda margen para mayor devaluación.

"Dado que la tasa de interés puede bajar si y sólo si el ahorro aumenta, y en la economía argentina sucede exactamente lo opuesto, la tasa de interés será bajada artificialmente con política monetaria expansiva, es decir; con maquinita", sostuvo Giacomini.

Y agregó: "El repudio por el peso es masivo y probablemente continuará. Y si el BCRA emite, el repudio por el peso será mayor, con lo cual la demanda de dinero caerá más, los precios se acelerarán más; y dichos agregados monetarios también se contraerán más. El tipo de cambio real está condenado a viajar hacia un equilibrio con tendencia alcista en el corto plazo".

Para E&R "hay que tener en claro que hay espacio para que el dólar salte más". El informe detalló: "Actualmente el tipo de cambio real se encuentra un 43% por debajo del pico del 2002, pero la crisis todavía no estalló. Un aviso en este sentido es que los dólares paralelos y las brechas cambiarias ya empezaron a subir. Muy importante, la experiencia pasada muestra que el cepo no sirve, ni para contener al dólar, ni para evitar que la inflación suba o se pierdan reservas. Con CEPO, en 2012/2015 todos los dólares subieron fuertemente, mientras que la inflación se aceleraba sin cesar y el BCRA perdía reservas"

Además alertó: "Los mismos que economistas que hoy en día dicen que el a $60 está bien, son aquellos que sucesivamente decían que el tipo de cambio había venido para quedarse a $37 y $45. Son los mismos que ahora dicen que, dado la caída de los agregados monetarios en términos del PBI, hay lugar para emitir sin generar inflación".