Agosto sumó el octavo mes consecutivo de crecimiento de una industria de FCI que, como hemos mencionado en otros informes, tiene “cintura” para sobrevivir y resurgir después de cada crisis y/o regulación que la afecta.

Logró superar los 2.75 billones en AUM (Activos Bajo Administración), y lo hizo a una tasa de crecimiento del 6% -por arriba del promedio mensual de 4% que presenta en el año-. Si miramos individualmente los PN de cada tipo de fondo, el de mayor variación fue el de Renta Variable -básicamente, por el comportamiento del índice S&P Merval, que cerró el mes con una recuperación cercana al 16%-. No obstante, es clave resaltar que este tipo de fondos explica sólo el 2% de la industria, que se mantiene concentrado en un 84% en Renta Fija y Money Market.

Pero saliendo de este análisis del PN que está influenciado por el comportamiento de los activos, es importante recalcar hacia dónde va el nuevo flujo (suscripciones neta de rescates) que en concreto muestra el sentimiento de los inversores de cara ya al período electoral –más específicamente, a poco menos de una semana de las primarias-.

Este flujo, que volvió a ser positivo en términos netos en unos $ 41.155 millones (sólo un cuarto del mes de julio, pero manteniéndose en el promedio mensual del año), sigue priorizando la liquidez y el bajo riesgo de los Money Market. Aunque si vamos un poco más allá, es real que se mantienen desafiados por los Renta Fija T+1, en búsqueda de unos puntos más de retorno.

Mientras tanto, los CER también mantienen flujo positivo, pero desacelerándose (algo previsible); y los Dólar Linked volvieron a cerrar en rojo. Prácticamente perdieron lo mismo que habían logrado recuperar en julio, en un marco en el que las expectativas de devaluación se desaceleran.

En cuanto a rendimientos, fue un mes en la que el mayor riesgo no pagó (en los fondos de renta fija), alineándose la tasa de retorno entre 2.6/2.8% para la gran mayoría de los fondos analizados en este monitor mensual. La duration pesó en algunas carteras, y la volatilidad se hizo notar. El movimiento de la curva de bonos, como el costo de los armados de sintéticos según el caso, comprimió los resultados entre los MM y el resto (T+1, CER y hasta DL). No obstante, en su gran mayoría se ubicaron por arriba de lo que ofreció el tipo de cambio (en sus diferentes versiones) y en línea a lo que se espera la inflación del mes: 2.8% según el REM.

En este marco, que mejor para el inversor de tener, un panorama de las opciones que
les ofrece la industria:

OPCION I: LOS FONDOS DE MERCADO DE DINERO (T+0)

  • Las TNA indicativas de este tipo de fondos se mantiene entre 30/33%, niveles prácticamente similares a los de los meses previos, aunque observándose alguna presión alcista (pero muy incipiente aún).
  • Esto escenario llevó a los MM a ofrecer un leve incremento en su retorno, que cerraron con un promedio de 2.7% en agosto -luego de moverse durante el año entre 2.4% y 2.6%-.
  • En el año, los MM acumulan una rentabilidad de poco más del 22%, con lo que se mantienen negativos en términos reales. No obstante, entendemos que actualmente -y dada la coyuntura- la ventaja a favor de estos fondos es la liquidez inmediata que ofrecen. Un punto que puede ser hoy un valor para el inversor con pesos transaccionales.

OPCION II: LOS FONDOS T+1 / CONSERVADORES

  • Para aquellos perfiles que buscan ganarle a los MM, asumiendo un poco más de riesgo, los fondos de Renta Fija con rescate en 24 horas pueden ser una opción válida. Estos fondos incorporan en cartera activos (a mercado) de corto plazo, como letras, obligaciones negociables o fideicomisos financieros, entre otras.
  • El retorno promedio de estos fondos fue de 2.9% en agosto, con una dispersión de entre 0.4/0.3 puntos entre la opción de mejor y peor performance.
  • Las Tires indicativas se ubican entre 36/42% -con un promedio cercano al 38%-, y un piso que igualmente subió (siempre tomando como referencia la oferta identificada en nuestro super) con respecto a los meses anteriores.

OPCION III: LOS FONDOS T+1 / AGRESIVOS 

  • A diferencia de los identificados en el primer segmento, estos fondos reducen la liquidez, y mantienen una mayor ponderación sobre la curva de letras/bonos en pesos  o incluso explican parte de su estrategia mediante sintéticos-. Esto a costa (siguiendo con la comparación) de una mayor duration promedio de la cartera, y una volatilidad más alta.
  • En cuanto a rendimiento, ofrecieron al inversor una tasa promedio del 2.8%, por debajo del 3% mensual promedio que rindieron este año.
  • De hecho, dentro de este universo ingresan muchos fondos con objetivo CER como base, aunque por su perfil se limitan a posiciones cortas. Estos fondos - que combinan con letras en pesos- presentan hoy Tires indicativas del orden 40/44%; es decir, en la parte inferior del rango de rendimiento. Mientras que, los que suman ONs o sintéticos, se ubican un piso más arriba con Tires de referencia entre 47/49%.
  • Creemos que estos fondos son una buena estrategia para aquellos inversores que buscan unos puntos más que un plazo fijo tradicional, y están dispuestos asumir algo de volatilidad.

OPCION IV: LOS FONDOS CER

  • Su objetivo es la cobertura contra la inflación. No obstante, pueden existir diferentes estrategias para cumplirlo, lo que hace relevante -como hemos mencionado en varias oportunidades- el conocer la cartera. De hecho, su composición y duration, terminará definiendo la ecuación de riesgo-retorno del fondo.
  • La coyuntura de mercado llevó a comprimir la tasa promedio de estos fondos en agosto, a niveles de 2.6% -más de un punto porcentual debajo del retorno de julio-. Se ubica así por debajo de la inflación estimada para el mes del orden del 2.8% (según REM), y en línea esta vez con lo ofrecido por los T+1.
  • Las Tires indicativas se mantienen en un promedio de 2.4% + CER, aunque se comienza a ver dispersión entre cada fondo, con un spread que puede ir de 0% hasta 3.5%. Seguimos apuntando que esta estrategia es una buena opción para incorporar con una participación de entre 15/30% a una posición (según el perfil), dentro de un contexto en el que la baja de la inflación la creemos temporal.

OPCION IV: LOS FONDOS DÓLAR LINK

  • Estos fondos resurgieron hace poco más de un año, cuando las posibilidades de una potencial devaluación comenzaron a pricearse en el mercado, mientras que el grado de probabilidad que se le otorgue a este escenario es lo que determinar la entrada o salida de flujos de estos fondos. En ese foco es que, claramente, las elecciones (y su resultado) puede ser un disparador de búsqueda de cobertura por parte de los inversores.

  • Sin embargo, la caída en las expectativas de una potencial devaluación hacia fin de año o primer trimestre del año próximo, mantiene acotados los flujos hacia estas estrategias (e impactan en su rendimiento). Al menos, en la foto, antes de las PASO. Incluso justamente en este marco, y en contraposición a los CER, estos fondos comienzan a estirar su duration; y su volatilidad promedio -con una fuerte dispersión entre fondos- es del orden del 3.5/4%.

  • En cuanto a retorno, estos fondos lo hicieron en un 1.3% en promedio en agosto pasado, no evitando algunos cerrar en terreno negativo. Un promedio que fue en línea prácticamente con el comportamiento del TC oficial.

  • Por último, las Tires indicativas de los Dólar Linked se mostraron en el último  mes al alza, ubicándose hoy en un promedio de 4% + Devaluación. No obstante, y como suele suceder en fondos con multiplicidad de estrategias posibles (y una dinámica muy sensible a la coyuntura), se refleja hoy un spread que puede ir desde 1% hasta 10%. 

  • Apuntamos que estas estrategias se mantienen como opción para perfiles moderados/agresivos, en una participación por el momento limitada, de la cartera. 

*Analista de PPI