Los efectos de la pandemia sobre las arcas provinciales y la extensión de la renegociación de la deuda nacional pusieron a los bonos subsoberanos en el ojo de la tormenta. Con 14 de los 24 distritos el país endeudados en dólares, los inversores comienzan a dar por descontado que muchos de estos gobiernos deberán seguir el camino que abrió el Ejecutivo nacional, y que ya encararon Buenos Aires y Mendoza, y apelar a la reestructuración de sus pasivos.

Así, en un mercado en donde los títulos públicos nacionales recuperan terreno de la mano de las expectativas de un arreglo con los bonistas internacionales, el escenario para los bonos provinciales empeora e impacta en los precios.

“El mercado comenzó a pricear que los problemas de deuda no sólo se concentraban en el estado nacional sino que, con la declaración de la pandemia y la cuarentena, se extendieron hacia el resto de los distritos subsoberanos”, indicaron desde Delphos Investmente.

“Hacia adelante, la performance de cada provincia dependerá de lo que se decida políticamente, los casos de Mendoza y de Buenos Aires muestran que se plegaron a la estrategia nacional y creemos que la mayoría va a intentar realizar lo mismo, lo cual es en parte lo que el mercado esta priceando”, agregaron.

Entre las provincias que aparecen como las más complicadas por su nivel de endeudamiento en moneda extranjera y el impacto que el coronavirus está teniendo en sus finanzas -por la caída de ingresos y una mayor expansión de gastos- está Neuquén, que se vio fuertemente perjudicada por la abrupta caída del precio del petróleo, que también empujó a la baja a la cotización del bono Neuquén 2025.

La provincia presenta además un esquema de vencimientos de deuda creciente hasta 2023, donde el ratio Intereses/Ingresos Corrientes se elevó desde un promedio de 4,8% en 2019 a 10% en 2020, señalan desde Delphos.

Otro de los distritos complicados es Córdoba, que si bien presenta un ratio de Deuda/Ingresos corrientes menor al promedio del país (en torno al 50%) el próximo año deberá hacer frente al vencimiento de USD750 millones del bono CO21, que gran parte se encuentra en manos del fondo internacional Schroders.

El 19 de mayo pasado Mendoza no pagó USD25 millones correspondientes a los intereses del bono Mendoza 2024 y abrió oficialmente el proceso de reestructuración de su deuda, por más de USD5.800 millones.

Cinco días antes la provincia de Buenos Aires había incumplido el pago de dos bonos por más de USD110 millones, luego de que los bonistas rechazaran una propuesta inicial de canje. El Gobierno bonaerense, que sigue buscando acercar posiciones con los acreedores antes de que venza el período de gracia para que sea declarado el default, anunció el lunes pasado la extensión del período para que los acreedores ingresen al canje hasta el 5 de junio.

Más notas de

Eugenia Baliño

El BCRA le da impulso al mercado de ON en pesos

El BCRA le da impulso al mercado de ON en pesos

CNV avanza en la creación de instrumentos para dinamizar la economía real

CNV avanza en la creación de instrumentos para dinamizar la economía real

Cuánto le cuesta a la Argentina cada día de cuarentena

Cuánto le cuesta a la Argentina cada día de cuarentena

Caso YPF: Argentina podría ganar tiempo y evitar pagar hasta mediados de 2021

YPF: Argentina podría evitar pagar hasta mitad de 2021

Economía captó el doble de lo previsto y le sobró para cubrir vencimientos

Economía captó el doble de lo previsto y le sobró para cubrir vencimientos

La economía se deteriora pero (cuándo) se recupera

La economía se deteriora pero (cuándo) se recupera

BCRA flexibiliza acceso a dólares para agilizar ingreso de insumos médicos

BCRA flexibiliza acceso a dólares para agilizar ingreso de insumos médicos

Cuarentena estricta: Cuánto podría caer la economía argentina

Cuánto podría caer la economía argentina por las restricciones

MSCI le dio otra oportunidad a la Argentina, seguirá siendo emergente hasta 2021

Argentina seguirá siendo mercado emergente

Bernal: Dejar caer la oportunidad de arreglar con los bonistas, "no tiene perdón de Dios"

La oportunidad de llegar a un acuerdo con los bonistas