La cuestión cambiaria sigue sumamente tranquila, tanto en la plaza del AL30 como del GD30, cuya brecha cayó por debajo del 2%. Sin embargo, aún no aparece la demanda para nuestros bonos. El tipo de cambio frenó la suba ordenada que venía mostrando en lo que iba del año (sin contar la marcada del último minuto que había tenido el AL30C el viernes 5) y tuvo un leve retroceso vía ley local, y uno más profundo vía ley Nueva York (por GD30 el dólar CCL cayó de de $155,58 a $150,91, y el dólar MEP de $150,93 a $147,65).

Curva en Pesos + CER y en Dólares | Fuente IAMC

Lamentablemente la tranquilidad en este terreno no va de la mano de un mercado que muestre apetito por nuestros instrumentos de deuda, porque a pesar de la módica mejora de los Ley Argentina, esta semana fueron los Ley Nueva York los que achicaron. De esta forma, con cotizaciones en dólares tan deprimidas, el peligro de una avanzada del tipo de cambio agresiva sigue activo, aún a pesar de ser una cuestión que venimos indicando hace varias semanas y no acontece (esperemos siga así).

S&P Merval gráfico por TradingView

Al igual que el índice, los ADRs en Nueva York tuvieron su peor semana del año, donde sólo EDN tuvo una variación positiva y fue de apenas el 0,26%. El sector bancario fue el más flojo con todos los bancos cayendo entre 11% y 19%, pero también otros rojos destacados como los de LOMA (10,84%), PAM (9,44%), TGS (9,09%) y CEPU (5,98%), lo que marca la debilidad general sin distinción de sectores.

 

En la plaza local se destacan los verdes a contramano de MIRG (4,36%) y HARG (2,91%), y se pudo apreciar que los más castigados fueron los papeles que también poseen cotización internacional.

En terreno internacional la cosa no fue mucho mejor. En el norte también hubo rojos y volatilidad creciente, de la mano del alza de la tasa de los bonos a 10 años de EE.UU., que llegó a tocar el jueves los temidos 1,50% que siempre representan un riesgo para la renta variable, el SP500 cayó 2,45% y el Nasdaq un 4,94%, su peor semana del año.

S&P 500 gráfico por TradingView

Los commodities se mostraron mixtos,  los metales preciosos fueron castigados con oro cayendo 2,85% a USD 1.732 (su valor más bajo desde junio), la plata 2,25% a USD 26,64 mientras que el petróleo sigue firme subiendo 4,41% a USD 61,53 (tocó USD 63,79 en la rueda del jueves, cuando comenzó la fuerte recuperación del dólar index a partir de la suba de la tasa mencionada), y por su parte el Bitcoin tuvo su peor semana desde marzo cotizando al momento de escribir estas líneas en USD 47.300 luego de arrancar la semana 10 mil dólares arriba de estos valores.


 

Tampoco fue ajeno al tembladeral y tuvo la peor semana desde octubre, sumándole al ruido internacional el propio producto de las tensiones generadas por las autoridades del gobierno nacional con las de la mayor petrolera nacional, y que le valieron arrancar la semana con fuertes bajas; el Bovespa terminó con un rojo del 7,09% que combinado con la fuerte apreciación de 22 centavos del real contra el dólar, resultó en fuertes bajas en la plaza de Nueva York (PBR -21%, bancos y varias otras cayendo en el orden del 10%).

Mirando hacia la próxima semana, hay que cruzar los dedos esperando distintas recuperaciones o sostenimiento de valores clave. En el caso del S&P Merval por un lado respetar los 47.400 de fines de enero (debajo seguiríamos cayendo en el mejor de los casos a 43.000) y principalmente recuperar 49.500 para pensar en nuevas visitas a máximos como una posibilidad concreta. Mirando fronteras afuera, en EE.UU. es clave que baje la volatilidad y la tasa, para que el SP500 pueda sostenerse sobre los 3750 puntos; mientras que en Brasil la cosa luce bastante peor y en la medida que el Bovespa no logre volver sobre los 115 mil puntos parece todo dado para continuar cayendo a la zona de 100 mil, también sería imporante que el real pierda los 5,50 contra el dólar, ya que en la medida que no lo haga podría volver al rango 5,80/6.

* Análisis de TM Inversiones