En lo cambiario la cosa comenzó muy caliente y se fue calmando; la brecha de precios del dólar según la plaza por la cual se compre subió marginalmente en ccl a 18,17% desde los 17,34% de la semana pasada (11,02% una quincena atrás) pero llegó a un pico de 21,11% el día martes para ir achicando levemente en adelante; y tuvo un aumento más significativo en MEP llegando a 13,16% desde los 10,71% de la semana pasada (tocó un tope de 14,98% el martes). Los precios de la divisa por la vía del GD30 siguieron al alza, que fue del 1,79% en el cable a $214,19 y del 3,43% en el MEP a $205,23, lo cual achicó la diferencia entre ambos al 4,36% desde los 6,05% de hace siete días. En la plaza del AL30 volvieron a moverse los precios luego de una semana de congelamiento, el ccl subió 1,08% y el MEP 1,19%. El valor resultante de los precios del ADR y papel local de GGAL subió 4,09% a $215,47, y suma más de 23 pesos de suba en las últimas 4 semanas. La semana de los bonos fue de menor a mayor, pero siguen sin mostrar una reacción contundente.

Curvas de Rendimientos - Curva en Pesos + CER y en Dólares
S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs fue discreta, con alzas y bajas bastante repartidas pero más fuertes las primeras. Por el lado rojo no hubo caídas importantes, las más flojas fueron EDN (3,29%), TGS (1,88%) y PAM (1,25%); y mencionamos a VIST con su fuerte baja del 8,31%. En cuanto a los verdes, se destacaron GGAL (7,34%), CEPU (6,82%) y LOMA (4,42%); sin dejar afuera a MELI (10,04%) y GLOB (7,15%) de excelente desempeño. En la plaza local las estrellas fueron las metalúrgicas (hace una semana las únicas verdes en un panel sangriento), TXAR (28,57%) y ALUA (27,80%); pero no se pueden dejar de mencionar a HARG (13,66%), CVH (10,68%) y BYMA (7,27%); mientras que MIRG fue la única en baja con su negativo del 3,17%. En el volumen podemos identificar buenas señales, ya que aumentó significativamente del miércoles en adelante (promedió en las últimas tres ruedas más de 2.100 millones de pesos diarios), justamente los días de alzas en los que el dólar no fue el principal impulsor; y los bonos por su lado tuvieron la semana de mayor volumen en el año, con un volumen sobre los 200 mil millones diarios.

 

Las plazas extranjeras se movieron al alza. El norte sigue a paso firme en una semana donde la FED anunció un programa de recompra de bonos más light de lo esperado y los datos de empleo superaron las expectativas, el SP500 subió 2% y el Nasdaq 3,21%. Los commodities se mostraron mixtos, el oro subió 1,90% a USD1.817 y la plata 1,20% a USD24,15; mientras que el petróleo cayó 2,34% a USD81,34. Brasil volvió a subir luego de dos semanas muy malas, el Bovespa levantó 1,28% mientras que el real mostró una fuerte apreciación de 10 centavos para quedar 5,54 contra el dólar.

S&P 500 gráfico por TradingView

De cara a la semana que viene, un Merval que se sostenga sobre 90 mil puntos invita a ilusionarse con el rápido estreno de una cotización de seis dígitos; mientras que sería muy positivo que las señales que comenzar a observarse en la plaza cambiaria se sostengan, es decir que sigan achicando las brechas y mejoren los precios dolarizados de los bonos. Fronteras afuera, el SP500 debería pasar rápido los 4.730 y el Nasdaq los 16.500 para no pensar en achiques de corto plazo; mientras que los metales deberían superar los USD1.830 el oro y los USD24,80 la plata para dar por confirmada una vuelta al sendero alcista. Brasil debe sostener su recuperación, el Bovespa volvió a bancar los 102 mil puntos y si logra superar los 106 mil podemos pensar en una suba mayor (el año pasado en noviembre comenzó un gran rally después de varios meses malos, veremos qué pasa en la actualidad); mientras que el real sino vuelve sobre 5,55 desactiva el riesgo de mayor depreciación hasta 5,80, mientras que debajo de 5.40 daría una gran señal de entrada de flujos.

* Analista de TM Inversiones