El tipo de cambio viene siendo un hervidero, y ya son contundentes las consecuencias del aumento del gasto decidido post PASO; la diferencia de cotización del dólar según el bono se disparó a nuevos récords, llegando en el ccl a 17,34%  desde el ya altísimo 11,02% de la semana pasada y más que duplicando el 8% de hace sólo tres semanas; mientras que en el MEP alcanzó un 10,71% (casi el doble del 5,37% de hace una semana). El salto encuentra sus razones no sólo en la fuerte suba de los precios para adquirir la divisa por medio del GD30, que fue del 5,69% en el cable (de $199,10 a $210,43) y del 5,07% en el MEP (de $188,86 a $198,43); sino también en el inexplicable “congelamiento” del precio para hacer la compra por medio del AL30, quedando literalmente los valores sin cambio alguno desde el viernes pasado (no cambió su cotización en toda la semana), y se presenta así como una interesante oportunidad de compra dado los enormes diferenciales de cotización. El valor resultante de los precios del ADR y papel local de GGAL subió3,19% a $207,00, acumulando 14 pesos de alza en octubre. La semana de los bonos fue floja para los ley extranjera, los ley local se sostuvieron y hasta mostraron algún verde.

Curvas de Rendimientos - Curva en Pesos + CER y en Dólares
S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs con la caída del índice en pesos y la fuerte suba del dólar, no podía ser otra cosa que pésima. Sin papeles que se hayan movido al alza (sólo la extranjera GLOB subió 4,63%), los principales rojos se observaron en CEPU (14,77%), BMA (10,78%), SUPV (10,29%), PAM (8,85%) y TGS (8,29%). En la plaza local varios rojos se vieron atenuados por un tema cambiario, no obstante se destacan las metalúrgicas moviéndose a contramano, con ALUA (6,69%) y TXAR (0,48%) como únicos papeles que mostraron subas; mientras que por el lado bajista hubo varias caídas considerables como las de TRAN (9,52%), HARG (8,52%), VALO (7,71%), TGNO4 (5,67%) y COME (5,01%). En el volumen encontramos tal vez el único dato “alentador”, ya que el monto operativo más alto de la semana se observó el lunes con 1.900 millones, mientras que en las caídas de miércoles y viernes cayó a 1.700 millones, que claramente no es una caída significativa pero marca que no hubo pánico vendedor a pesar de los fuertes rojos.

 

Los mercados internacionales sostuvieron la misma disparidad de la semana pasada. El mercado más grande del mundo sigue firme al alza aún con algunos balances pesados por debajo de lo esperado (AAPL y AMZN), con verdes del 1,33% en el SP500 y del 3,23% el Nasdaq. Los commodities mostraron leves caídas luego de las subas de hace siete días, de 0,53% en el oro para quedar en USD1.783, del 1,80% en la plata para terminar en USD23,86 y del 1,03% en el petróleo para cerrar en USD83,28 (el de mejor reversión ya que llegó a tocar USD80,62 en la mañana del jueves). Brasil sigue siendo lo más flojo, con un buen lunes que alimentó algunas esperanza pero que fue seguido por cuatro ruedas bajistas, lo que dejó al Bovespa con una variación del 2,63%; mientras que el real se apreció un centavo a 5.64 luego del salto de la semana pasada.

S&P 500 gráfico por TradingView

Mirando a la próxima semana, es importante que el Merval sostenga los 82 mil puntos para pensar en un rápido retorno al alza y tomar la baja como una sana corrección; y sería muy importante que se normalice un poco la plaza cambiaria y se achiquen las brechas, aunque suena improbable. En lo internacional, un SP500 sobre los algo lejanos 4.450 puntos mantiene activo el envión y desactiva preocupaciones, lo mismo con el petróleo y los 81 dólares; mientras que los metales deberían superar los picos de esta semana para pensar en una vuelta al sendero alcista. Brasil pende de un hilo, el Bovespa debe sostenerse sobre 102 mil puntos en primera instancia y volver rápidamente sobre 106 mil para pensar en al menos un rebote (sin perder de vista que el año pasado tuvo en la misma época del año un par de meses muy malos y  a partir de noviembre encaró un cierre de año formidable); mientras que un real sobre 5,55 mantiene activado el riesgo de mayor depreciación hasta 5,80.

* Analista de TM Inversiones