El tipo de cambio tuvo fuertes vaivenes, profundizando la caída en los primeros días pero rebotando fuerte el viernes, sobre todo por la vía del AL30 (subieron 3,27% el ccl y 3,93% el MEP ese día), quedando con variaciones semanales del  -0,92% a $204,84 en cable (cerró $198,34 el jueves) y +1,08%  a $199,22 en MEP ($191,69 el jueves). Por la vía del GD30 el ccl subió 1,50% a $205,45 (cotizó a $201 el miércoles), y 0,41% a $197,79 el MEP (mínimo semanal $191,65); quedando así en 2,82% brecha entre cable y MEP para adquirirse por medio del AL30 (hace una semana en 4,89%, hace dos en 7,83%), y en 3,87% si es por medio del GD30 (siete días atrás en 5,88%, una semana antes en 7,99%). El valor resultante de los precios del ADR y papel local de GGAL subió unos pocos centavos a $209,09 (luego de tocar los $200 el jueves). La semana de los bonos fue floja, principalmente por la mala rueda del viernes, más aún en los ley local.

Curvas de Rendimientos - Curva en Pesos + CER y en Dólares
S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs tuvo predominancia roja; las únicas que lograron moverse al alza fueron BMA (0,91%) y PAM (0,75%), y también tuvo una buena semana a contramano de la mayoría de tecnológicas MELI (3,76%). Por el lado bajista se destacaron las caídas de CRESY (8,90%), SUPV (8,82%), IRS (8,52%), CEPU (6,93%), EDN (5,10%) e YPF (4,51%), y agregamos la mala semana de VIST que cayó 8,89%. En la plaza local tuvieron una mala semana TRAN (-6,90%) y ALUA (-6,50%); mientras que se pudieron apreciar verdes destacados en CVH (10,55%), HARG (6,69%) y COME (4,33%). Respecto al volumen, el promedio de la semana fue de apenas 1.200 millones de pesos, bastante por debajo de las cifras operadas cuando el mercado se mueve al alza, lo cual lógicamente es positivo (en la fuerte caída del lunes por ejemplo se operaron 1.300 millones, cuando en las fuertes subas del 1 y 2 de diciembre se promediaron 2.600 millones).

 

Los mercados internacionales también tuvieron una semana de achique. El norte devolvió buena parte de las subas de la semana anterior, el SP500 cayó 1,94% y el Nasdaq 3,25%. Los commodities se movieron mixtos, los metales de menor a mayor a partir de la decisión de sostener tasas de la fed, oro subió 0,87% a USD1.798 (tocó USD 1.753) y plata 0,91% a USD22,35 (llegó a USD21,43); mientras que el petróleo cayó 2,21% a USD70,35. Brasil tuvo una leve baja en una semana con vaivenes, el Bovespa cayó 0,52% y el real se depreció 8 centavos a 5.69 contra el dólar, el cierre semanal más alto desde fines de marzo.

S&P 500 gráfico por TradingView

De cara a lo que viene, se dio el achique esperado en el Merval al no superar los 90 mil puntos, situación que considero terminará sucediendo y habilitando una vuelta a máximos mientras no se caiga de 79 mil (debajo de 77 mil se complica bastante); y por su parte los bonos no deberían profundizar el achique de esta semana. En el extranjero, el mercado más grande del mundo comienza a mostrar cierta fatiga, el SP500 debería superar los 4.800 puntos para confirmar una continuación alcista, y el Nasdaq lo mismo con los 17 mil (igual que la semana pasada); en commodities los metales podrían comenzar una recuperación luego de la buena reversión de esta semana (USD1.795 debe superar oro, y USD23 plata), mientras que el petróleo si se mete rápido sobre USD71 seguiría la recuperación a la zona de USD75. Brasil por su parte no logró sostenerse sobre 108/9 mil puntos, requisito para ver una continuación a los 115 mil puntos, mientras que un real contra dólar sobre 5.75 sería alarmante ya que podría llevar la paridad sobre los 6 reales.

* Analista de TM Inversiones