En lo respectivo al tipo de cambio no hubo demasiadas novedades, lo que no es particularmente positivo, la diferencia para compra de CCL por la vía del AL30 o GD30 se sostuvo en 3,29% (viene de 3,44%), lo que muestra un sostenimiento de la intervención por parte de las autoridades para mantener controladas las paridades, lo que lleva a su vez que se sostengan casi en paridad precio de MEP y cable para adquirirlo por medio del AL30, cuando en caso de hacerlo por GD30 la diferencia es del 3,10% (la semana pasada era 2,81% y la anterior 2,48%). La semana de los bonos fue de leve baja, con un AL30D que sigue sosteniendo los precios donde hizo piso en marzo y mayo de este año.

Bonos soberanos en Pesos + CER y en Dólares
S&P Merval gráfico por TradingView

En cuanto a los ADRs en Nueva York, hubo más rojos que verdes pero aun así varias de las que se movieron al alza tuvieron subas destacadas sobre todo IRSA (22,77%, prácticamente toda la suba se dio entre jueves y viernes una vez conocido que se destrabó en la legislatura porteña un importante proyecto inmobiliario que venía postergado hace años), pero también PAM (5,03%), LOMA (4,98%) y CRESY (3,98%); mientras que del lado bajista los bancos promediaron caídas en el orden del 3/4%, similares a las observadas en YPF (4,64%), EDN (4,39%) y CEPU (3,60%). En la plaza local la destacada sigue siendo COME (9,32%, acumula un alza del 50,78% en las últimas 3 semanas), mientras que de las que no operan afuera TRAN (4,35%) y CVH (4,23%) fueron las más flojas; en cuanto al volumen el promedio de la semana sin tomar el lunes (por el feriado en EE.UU. baja y desvirtúa el cálculo) fue de menos de 840 millones contra los 970 de la semana anterior, que considerando que el mercado sigue para abajo es bueno que sea menor al del movimiento al alza previo, siempre y cuando aumente a la hora de volver a las ruedas alcistas.

 

Las plazas extranjeras se mostraron mixtas. El norte tuvo una semana de menor a mayor, sobre todo desde el jueves al mediodía hasta el cierre del viernes, quedando con variaciones al alza del 0,40% para el SP500 y del 0,67% para el Nasdaq, logrando nuevamente nuevos máximos históricos en ambos casos. Los commodities también mostraron disparidad, el oro subió 1,15% a USD1.808, plata cayó 1,36% a USD26,09, mientras que el petróleo tuvo una semana volátil y terminó 0,57% abajo en USD74,67 (tocó USD70,80 en la mañana del jueves). Brasil al igual que nosotros no operó el viernes, y acumuló una baja 1,72% para el Bovespa (el viernes en Nueva York hubo buenos rebotes por lo que el valor termina siendo para tomar con pinzas), y el dólar pegó un salto de 20 centavos contra el real para dejar la paridad en 5.26, combinación que dejó al índice medido en dólares con una fuerte caída del 5,46%.

S&P 500 gráfico por TradingView

Mirando a la semana que viene, un Merval sobre 64.500 puntos me permite pensar en una vuelta a 69/70 mil como algo probable, mientras no supere creo que la corrección seguirá hasta 60 mil puntos; y en cuanto a los bonos sería importante que comience a bajar la brecha del precio del CCL según el instrumento por el cual se lo adquiera, a la vez que el AL30D debería mostrar reacción en estos precios. En el exterior, los índices del norte siguen firmes más allá de algún susto, y si el dólar index no vuelve sobre 92.25 podría abrir un escenario de mejora en commodities y emergentes; mientras que en Brasil sigo esperando que el Bovespa logre volver sobre 128.500 puntos, a la par que se dio la caída del real contra el dólar, debiendo ahora la paridad irse sobre 5.27/5.28 para esperar continuidad alcista.

* Análisis de TM Inversiones