En lo cambiario tuvimos una semana tranquila luego de los acomodos turbulentos de la semana pasada. En la plaza del AL30 la cotización saltó de entrada pero luego se calmó y terminó la semana en baja, del 0,85% en el ccl a $211,75 (cerró sobre $218 el lunes) y del 1,4% a $200,17 en el MEP. Por medio del GD30 bajó 1% el cable a $212,71 y un considerable 2,15% el MEP a $201,17. Se puede observar como la brecha de precios según el bono por el cual se adquiera prácticamente ha desaparecido, mientras que la diferencia entre MEP y ccl ronda el 5,75% en ambas plazas, subiendo desde la semana pasada que fue del 5,19% vía AL30 y del 4,51% en el GD30. El valor resultante de los precios del ADR y papel local de GGAL cayó más de 6 pesos a $212,51, cortando así una racha de seis semanas al alza. La semana de los bonos fue muy mala una vez más y preocupa lo que pueda descontar el mercado; el AL30 cayó 6,85% en su cotización en MEP y 7,37% en cable, mientras que lo del GD30 fue más moderado con la caída del 3,84% en MEP y del 4,95% en ccl.  Aún se ven los coletazos de las fatídicas medidas de la semana pasada.

S&P Merval gráfico por TradingView
Curvas de Rendimientos - Curva en Pesos + CER y en Dólares

La semana de los ADRs no fue lo trágica que fue la semana anterior, pero fue claramente negativa. Esta vez sí hubo papeles que salvaron la ropa, en este caso las energéticas EDN (+4,28%) y CEPU (+1,32%); pero la mayoría anduvo muy flojo como YPF (11,37%), TGS (10,54%), BBAR (10,00%), BMA (8,06%), LOMA (6,41%), PAM (5,35%); y no podemos dejar mencionar las caídas de dos dígitos de GLOB (16,18%) y MELI (10,17%). En la plaza local BYMA con su alza del 5,94% fue la única que evitó el rojo, que no hubiera sido la única de no ser por la pésima rueda del viernes, lo que marcaba que hasta el momento la semana no era tan desastrosa. En cuanto al volumen, asomaron por primera vez en mucho tiempo señales preocupantes, principalmente por el viernes (de lunes a miércoles el promedio fue de 1.600 millones contra 1.900 en la semana pasada) ya que en la última jornada se disparó a 2.100 millones, un monto alto sobre todo por ser un día con jornada reducida en EE.UU. (el jueves con el norte cerrado operamos apenas 600 millones) y fue por lejos el más elevado dentro de las caídas de estos últimos días; lo cual deja encendida una alarma sobre como puede seguir el movimiento del mercado.

Los mercados internacionales venían llevando una semana discreta hasta el viernes, lo cual llevó a un cierre con dudas para lo que viene. El mercado más grande del mundo terminó con rojos considerables luego de marcar nuevos máximos en la rueda del lunes, el SP500 cayó 2,20% y el Nasdaq 3,31%. Los commodities también tuvieron una mala semana, en el caso de metales el mayor castigo fue entre lunes y martes, quedando el oro 2,91% abajo en USD1.791 y plata 6,07% en USD23,11; mientras que el petróleo venía llevando una buena semana hasta el desplome de 12,63% del viernes, lo que dejó la variación semanal en -9,88% a USD 68,16. Brasil venía teniendo una buena semana pero el fatídico cierre de semana dejó al Bovespa con un negativo de 0,79%, mientras que el real se mantuvo sin cambios en 5.61 contra el dólar (tuvo picos de 5.55 y 5.66).

S&P 500 gráfico por TradingView

Mirando hacia adelante, parece crucial que ganen fuerza las versiones que hablan de posibles encierros a nivel mundial, y en el caso puntual del Merval 77/8 mil puntos es la zona crítica a sostener, mientras que 84 mil es el valor a recuperar; y por el lado de los bonos que al menos frene la sangría de esta última quincena. Fronteras afuera, el SP500 debajo de 4.640 podría continuar achicando a 4520/40, y el Nasdaq debajo de 15.900 caería unos 500 puntos más, y sobre 16.200 volvería a buscar máximos; mientras que vale seguir los commodities luego de la mala semana, plata debe recuperar USD24,30 y oro USD1.795, mientras que el petróleo si no logra volver sobre USD70/1 seguiría a los USD66,50 para ver cómo reacciona en esos precios. Brasil sostiene, aún con la mala semana el Bovespa sigue sobre 102 mil (debajo se complica mucho) pero sigue pendiente y lejana la recuperación de 108 mil, condición necesaria para pensar en la búsqueda de 115 mil; mientras que en lo cambiario un real contra dólar cotizando sobre 5.55 podría volver a 5.75/5.80.

* Analista de TM Inversiones