En lo cambiario se encuentran una de las muy pocas cuestiones positivas, como es el hecho de la casi desaparición de brechas entre los distintos tipos de dólar, aunque termina siendo impensada la forma. A partir de la nueva restricción en la operatoria del AL30 publicada al cierre de la rueda del lunes, el gobierno se corrió definitivamente de la intervención en esta plaza, lo que se tradujo en un desplome de las cotizaciones dolarizadas del bono, que llevó a una disparada del 16,02% en el CCL y del 10,35 en el MEP, a $213,57 y $203,03 respectivamente. En la plaza del GD30 el tipo de cambio también subió pero sólo un 0,97% a $214,85 el cable y un considerable 3,57% a $205,58 el MEP; lo cual dejó las diferencias de precios según el bono en 0,60% para el caso del ccl (desde 15,59%) y en 1,26% para el MEP (desde 7,89% de hace una semana y 13,16% de hace dos). El valor resultante de los precios del ADR y papel local de GGAL subió casi tres pesos a $218,79, llegando así a su sexta semana seguida al alza. La semana de los bonos fue trágica, principalmente en el AL30 que cayó 12,34% en serie D y 16,62% en serie C; mientras que en el GD30 rondaron el 5% en D y 2,36% en C. Realmente inentendible para quien suscribe la “manera” de unificar los tipos de cambio, ya que si ese fue el objetivo considero hubiera sido más sensato hacerlo vía liberación de restricciones y no al revés, ya que de la primera manera hubiera sido una enorme señal a favor del mercado y se hubiera logrado el objetivo de todas formas, verdaderamente un innecesario tiro en el pie.

Curvas de Rendimientos - Curva en Pesos + CER y en Dólares
S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs fue lógicamente un velorio, donde no se encontró un solo papel al alza y con abundancia de papeles con rojos de dos dígitos: BBAR (19,80%), SUPV y CEPU (17,39% cada una), GGAL(16,84%), BMA (13,99%), CRESY (11,31%), EDN (10,50%), IRS (10,21%), TGS (10,20%) e YPF (10,00%), y no dejamos a mencionar a MELI que cayó un 12,26%. De la plaza local sumamos las caídas de ALUA (11,94%), HARG (9,31%) y TRAN (8,32%);  mientras que se destacan la solidez de MIRG y CVH que quedaron sin cambios en medio de un mar de sangre. En las cuestiones atenientes al volumen podemos llegar a encontrar algún elemento esperanzador ante tanto número espantoso, ya que ante tanta caída el volumen estuvo por debajo de los 1.900 millones contra los 2.400 de la semana pasada, que en un punto marca que no hubo un pánico vendedor y más aún si consideramos que el viernes que fue el día de caída más fuerte también fue el del monto operado más bajo sin llegar a 1.600 millones; no obstante el alto volumen de la semana pasada puede haber indicado una “distribución exprés” y la caída podría continuar.

 

Las plazas extranjeras mostraron diferentes caras. El norte volvió al verde luego del ínfimo recorte de la semana pasada, discreto en el caso del SP500 (0,32%, aunque alcanzó un nuevo máximo de manera marginal) y con fuerza en el Nasdaq (2,31% logrando una nueva cotización récord). Los commodities tuvieron una mala semana; los metales recortaron luego de dos buenas semanas, el oro cayó 1,04% a USD1.845 y la plata un 2,77% a USD24,60; mientras que el petróleo mostró el rojo más fuerte cayendo 6,41% a USD75,64 (la mayor parte de la caída la tuvo el viernes). Brasil volvió a la senda bajista con la caída del 3,10% del Bovespa y el fuerte salto de 15 centavos del dólar que quedó a 5.61 contra el real (dejando así una variación del Bovespa en dólares del -5,67%).

S&P 500 gráfico por TradingView

De cara a la semana que viene, evidentemente el mix entre el resultado electoral más las nuevas medidas fueron mal recibidos, y en la medida que el Merval no logre recuperar los 87.500 puntos parece listo para seguir la caída, y sobre 90.500 podría volver a buscar los últimos máximos; mientras que por el lado de los bonos, considerando la “unificación cambiaria”, lo lógico sería levantar las restricciones y hacer un guiño luego de una decisión fatídica. En lo internacional, el SP500 debería superar 4.750 y 17.500 el Nasdaq para no pensar en correcciones; y los metales un oro sobre USD1.830 se muestra firme pero la plata debería recuperar rápidamente USD24,80 ya que de lo contrario podría seguir achicando. Brasil aún no arroja señales positivas, y un Bovespa debajo de 102 mil puntos abriría un panorama preocupante, y recién sobre 108 mil puntos permitiría pensar en 115 mil; mientras que en lo cambiario luego de la falla para romper 5.40 se metió sobre 5.55, por lo que podría volver a 5.75/5.80.

* Analista de TM Inversiones