La plaza cambiaria arrancó la semana amagando con un recorte fuerte, pero el achique apenas duró hasta el martes y terminó recuperando lo caída y algo más de cara al cierre. Por medio del AL30 el MEP se disparó 1,79% a $291,31; y por el lado del GD30 el salto del MEP fue del 1,11% a $292,50, y del 0,20% en el cable a $301,49; cae así la brecha entre cable y MEP, al 3,49% contra el del AL30 (5,13% la semana pasada) y 3,07% contra el del GD30 (4,01% siete días atrás). El ccl resultante de los precios del ADR y papel local de GGAL subió casi cinco pesos a  $303,10. Los bonos siguen barranca abajo y marcando nuevos mínimos; el AL30D cayó 4,27%, y 4,19% el GD30 en MEP y 3,32% en cable; dejando así la diferencia entre cotización de bonos en 13,54%.

Curva en Pesos + CER y Dólar
S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs fue floja, siendo la mayor parte de lo peor papeles del sector financiero. Una pocas lograron el verde a contramano: CEPU (2,88%), LOMA (2,77%) y PAM (0,38%). Del lado bajista encontramos varias que siguen recibiendo mucho castigo: BMA (9,27%), BBAR (7,14%), CRESY (6,42%), YPF (6,31%), y GGAL y SUPV (5,84% c/u). En la plaza local se destaca la buena semana de ALUA (7,40%), y en menor medida de HARG (2,95%) y TXAR (1,73%); mientras que en las de peor  rendimiento se encuentran CVH (9,29%) y con una caída menor pero también considerable BYMA (3,91%). En lo referido a la actividad operativa, el volumen promedio cayó considerablemente por debajo de los 1.150 millones de pesos, desde los 1.800 de hace sólo una semana, lo que validaría la interpretación de hace una semana que el salto en los montos operados se debió principalmente a la búsqueda por salir del peso que por demandar activos locales.

Los mercados internacionales mostraron distintas caras. El mercado más grande del mundo no anduvo nada mal, más aun sin consideramos que tuvimos dato de inflación y que el mismo sigue saliendo peor a lo esperado, lo cual la vez anterior fue seguido por una caída estrepitosa; en este caso vimos una fuerte recuperación en el tramo final que dejó una variación negativa del 0,93% en el SP500, y del 1,17% en el Nasdaq. Los commodities tuvieron una semana de caídas marcadas, en el oro del 2,02% a USD1.706 (peor cierre semanal desde marzo 2021), en plata del 3,12% a USD18,69 (valores de junio 2020), y en el crudo de 6,87% a USD97,59 (llegó a cotizar USD90,58). Brasil le puso freno al rebote de las últimas dos semanas y volvió a caer, el Bovespa bajó 3,73%, mientras que el dólar saltó 15 centavos para cotizar en 5.41 contra el real.

S&P 500 gráfico por TradingView

De cara a los venidero, en nuestro mercado la cosa ha cambiado poco y nada; medido en ccl el Merval recién sobre 365 habilitaría rebote a 385, y debajo de 345 profundizaría a 310 (cerró 343 por lo que si no abre la semana al alza es de esperar mayores caídas); y en lo cambiario mientras no nos metamos rápido sobre pesos es posible que tengamos una pausa en la escalada, pudiendo comenzar a caer hacia los 270 en caso de volver debajo de 295; respecto a los bonos, simplemente esperar si en algún momento dejan de caer. Fronteras afuera, los índices del norte siguen cercanos a los valores que deben superar para comenzar a pensar que hemos visto lo peor; sobre 3970 puntos el SP500 y sobre 12300 el Nasdaq. En commodities, oro ya se encuentra cercano a los USD1.680 planteados como destino, lo mismo plata ya rondando los USD18,50 (de no romper esos valores deberían rebotar); mientras que el petróleo en caso de volver a caer de USD94 profundizaría a USD90 (ya los tocó esta semana) y USD85. Brasil ya se encuentra en una zona interesante para ver si comienza un rebote (a 98.500 y 102 mil puntos), el cual debería producirse en la medida que el Bovespa no caiga de 94 mil puntos; mientras que en lo cambiario el peligro pasa por si el dólar se mete sobre 5.45, que llevaría la paridad con el real a al menos 5.70 (debajo de 5.25 comenzaría a descomprimir rumbo a 5).

* Analista TM Inversiones