El tipo de cambio se movió a la baja (a pesar de un dólar index que se apreció 0,92% contra las principales divisas del mundo), y ya no hay brecha para adquirir dólar por la plaza del AL30 y GD, pero la brecha entre cable y MEP creció al 5,4% desde el 4% de la semana pasada. Los bonos tuvieron una mala semana a pesar de la baja de la tasa de los bonos del tesoro de EE.UU. a 10 años, y en ese sentido parecieron determinantes las declaraciones respecto a la potencial imposibilidad de hacer frente a la deuda que hubo durante la semana, volviendo a subir el Riesgo País la mayor parte de lo bajado la semana pasada. Como ya hemos comentado, que la tranquilidad cambiaria se de en un contexto de baja en los precios dolarizados de los bonos, aumenta el riesgo que su finalización sea abrupta (en ese sentido esta semana fue todo lo contrario a la anterior).

Bonos soberanos en Pesos + CER y en Dólares | Fuente IAMC

Los ADRs en Nueva York mostraron más bajas que alzas, sin embargo hubo algunos activos de buena semana como LOMA (5,25%), EDN (3,24%) y en menor medida CRESY (1,68%). Los rojos fueron mayoría y en algunos casos muy significativos como fue el caso de TEO (8,47%) y YPF (6,36%), mientras los bancos cayeron en el orden del 3/5%. En la plaza local se destaca la mala semana de CVH (10,32%) y TGNO4 (9,96%) dentro de las que no tienen ADR, y a TXAR por ser la única con variación positiva (2,40%).

 

En los mercados internacionales tuvimos disparidad. El mercado más grande del mundo tuvo una semana de menor a mayor, con fuertes reversiones alcistas el jueves y un cierre a todo vapor el viernes, lo que dejó los índices con subas del 1,57% en el SP500 y del 0,87% en el Nasdaq, con la tasa cayendo a 1,67%.

S&P 500 gráfico por TradingView

Los commodities sintieron la fuerte apreciación del dólar index y tuvieron caídas de distinto tenor, el oro de 0,80% a USD1.731, la plata de 4,53% a USD 25,04 y el petróleo de 1,02% a USD 60,80 (llegó a arrimar a los USD 57 en distintos momentos entre el miércoles y viernes). Brasil también mostró una buena reversión alcistas pero no le alcanzó para evitar el rojo, quedando el Bovespa 1,24% abajo contra la semana pasada, donde el dólar tuvo su mayor apreciación semanal del año, subiendo 27 centavos a 5.76, combinación que representa una caída del 5,78% para el índice medido en la divisa estadounidense.

 

Mirando a la semana que viene, el S&P Merval debería recuperar 47.500 para evitar ver la visita a 43.000 puntos como una posibilidad cada vez más cercana (si lo lograra, el gran escollo son los 49.500 puntos para volver a ilusionarse con ir a máximos), y que los bonos vuelvan a mostrar mejorías luego del fuerte retroceso de las últimas ruedas.

S&P Merval gráfico por TradingView

En lo internacional, observar que la tasa no vuelva sobre 1,70% y que el dólar encuentre un techo a su apreciación, ya que la misma afecta de forma directa a commodities y emergentes, y no tanto parece a los índices del norte; por su parte en Brasil un Bovespa sobre 116 mil puntos permite pensar en una vuelta a los picos de 120/1 mil, pero sin sacarle un ojo al real que de no perder los 5.65 contra el dólar seguiría camino al rango 5.85/6.

* Análisis de TM Inversiones