En la plaza cambiaria parece ir volviendo la racionalidad a paso lento, pero como señal principal se aleja de la locura de hace dos semanas; la diferencia de cotizaciones de la divisa estadounidense según el bono por el cual se adquiere volvió a achicar, llegando a 15,59% en el ccl desde el 18,17% de la semana pasada y el pico del 21,11% del martes 2/11, y cayó más fuerte en el MEP a 7,89% desde 13,16% (casi a la mitad desde el pico en 14,98% del 2/11). Los precios del dólar por medio del GD30 se movieron a la baja, que fue del 0,66% en el cable a $212,78 y del 3,28% en el MEP a $198,50, quedando la diferencia entre ambos en 7,19% (sube desde 4,36% de la semana pasada). En la plaza del AL30 se sostuvo la suba administrada que comenzó a verse la semana pasada luego del congelamiento, que llevó a alzas del 1,56% y 1,44% en CCL y MEP, respectivamente. El valor resultante de los precios del ADR y acción local de GGAL subió apenas 50 centavos a $216,02, en lo que fue la semana más tranquila en el último mes, pero que de todos modos ya lleva cinco semanas de alza consecutivas. La semana de los bonos fue discreta, con variaciones marginales al alza y a la baja según el bono (sí vienen desde la semana pasada operando los volúmenes más altos del año).

Curvas de Rendimientos - Curva en Pesos + CER y en Dólares
S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs fue de mayor a menor principalmente por la mala rueda del viernes, pero con más subas que bajas. Del lado bajista hubo algunas caídas considerables, como la de EDN (7,26%) y LOMA (4,10%). Respecto a los papeles que se movieron al alza las más fuertes fueron BMA (6,39%), BBAR (5,84%), TEO (4,72%) y SUPV (4,55%). En la plaza local se destacaron CVH (11,72%), COME (10,72%), ALUA (6,51%, acumula 66,7% en cinco semanas) y BYMA (4,72%); mientras que las de peor caída fueron las energéticas TRAN (6,13%) y TGNO4 (5,85%). En lo referente al volumen no fue una semana categórica para sacar conclusiones, la actividad operativa se sostuvo alta toda la semana con un promedio de 2.400 millones, de los más altos del año pero que marca que hubo mucho cambio de manos pero sin una intensidad lo suficientemente fuerte para llevar los precios marcadamente más arriba o más abajo (el mercado se sostuvo lateral luego del pico del lunes); mientras que por el lado de los bonos ya se mencionó en el párrafo anterior.

 

Los mercados internacionales se mostraron mixtos. El mercado más grande del mundo tuvo una semana de menor a mayor pero que no le alcanzó para evitar el rojo y cortar así una racha de cinco semanas al alza, quedando con negativos del 0,31% en el SP500 y del 0,98% en el Nasdaq. Los commodities también se movieron dispares; los metales tuvieron una muy buena semana, el oro subió 2,64% a USD1.865 (mejor cierre desde junio) y plata 4,78% a USD25,30; mientras que el petróleo cayó 0,64% en una semana de marcada reversión bajista (tocó USD84,95 el miércoles). Brasil tuvo una buena semana, y a pesar del recorte del viernes el Bovespa finalizó con un alza del 1,44%, mientras que el real se apreció 8 centavos a 5.46 contra el dólar y acumula 18 en la última quincena (lo que dejó una buena suba del 3% del índice medido en moneda estadounidense).

S&P 500 gráfico por TradingView

Mirando a la próxima semana, está claro que el arranque del Merval queda supeditado al resultado eleccionario, y en caso que sea alcista habrá que tener la cautela ante posibles reversiones como sucedió post PASO, sin esperar en mi caso caídas importantes mientras sostenga los 92 mil puntos; y por el lado cambiario una continuación de bajas en las brechas es positivo. En las plazas extranjeras, los valores de referencia a superar siguen siendo los 4.730 puntos en el SP500 y los 16.500 en el Nasdaq para descartar achiques de corto plazo; mientras que los metales lograron superar los USD1.830 el oro y los USD24,80 la plata, por lo que mientras sostengan esos valores espero una mayor recuperación (y por ende de las empresas del rubro minero). Brasil aún no confirma nada, si superó los 106 mil puntos que son el valor a sostener para pensar en ir por más, lo que se confirmaría sobre 108 mil puntos para ir a buscar los 115 mil; mientras que en lo cambiario el viernes falló en caer la paridad debajo de 5.40, lo que sería una gran señal de entrada de flujos y abriría un panorama muy prometedor.

* Analista de TM Inversiones