En lo cambiario tuvimos un sacudón el lunes, y luego se mantuvo quieto el resto de la semana. Por la vía del AL30 el MEP subió 5,56% a $233,23 (acumula 12,17% en las últimas dos); mientras que en con el GD30 la suba del MEP fue del 5,33% a $235,09 y del 6,43% en el cable a $242,24; se sostiene así la brecha entre cable y MEP luego de su surgimiento la semana pasada, del 3,86% contra el del AL30 y 3,04% contra el del GD30. El ccl resultante de los precios del ADR y papel local de GGAL subió a $240,70, sumando así 31 pesos en la última quincena. Los bonos siguen barranca abajo, el AL30D se desplomó 4,47% y 7,64% el GD30 en MEP y 8,59% en cable (la brecha entre cotización de bonos baja a 13,68 desde el 17,58% de hace una semana, que de todos modos sigue pareciendo oportunidad de arbitraje); mientras que los instrumentos que ajustan por CER tuvieron una recuperación menor para lo que fue la caída de las dos semanas anteriores.

S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs fue mala y de menor a mayor, mostrando su peor cara el lunes y luego con un rebote ínfimo. Por segunda semana consecutiva no tuvimos papeles al alza y varios activos perdiendo más de una décima parte de su capitalización bursátil: SUPV (18,93%), TGS (16,94%), YPF (15,56%), IRS (13,51%) y CRESY (13,21%). En la plaza local hubo algún verde aislado por la ayuda cambiaria, sólo destacándose COME (9,01%) completamente a contramano; y varios negativos de importancia como los de TGNO4 (11,07%), ALUA (5,97%), CVH (5,68%), TXAR (5,66%) y TRAN (5,23%). El volumen se sostuvo en el orden de 1.200 millones de pesos como la semana pasada, lo cual no es positivo en un mercado que no levanta cabeza (se destacan los montos operados en bonos miércoles y jueves, con operaciones por 700 millones de pesos en cada rueda, lejos los más altos del año).

 

Las plazas extranjeras también siguen en estado crítico. El mercado más grande del mundo alcanzó nuevos mínimos anuales y sus valores más bajos desde noviembre 2020, con mucha volatilidad del miércoles en adelante con una FED que subió las tasas en 75 puntos básicos, decisión que generó una disparada al alza que fue seguido de una rueda desastrosa el jueves; quedando con caídas semanales del 5,79% en el SP500 y del 4,79% en el Nasdaq. Los commodities mostraron rojos de distinto tenor, más moderado en metales con el oro cayendo 1,69%  a USD1.839 (llegó a tocar USD1.805) y plata 0,96% a USD21,66 (tocó USD20,90); mientras que el crudo tuvo su peor semana desde marzo cayendo un fuerte 8,50% a USD110. Brasil no escapó a la malaria general y rompió los mínimos anuales con la caída del 5,36% en el Bovespa, que junto al salto de 16 centavos del dólar contra el real a 5.15 (suma así 42 centavos al alza en las últimas tres semanas), dejó una baja del índice en esa moneda del 8,38%.

S&P 500 gráfico por TradingView

De cara a lo venidero, se confirmaron los malos augurios de la semana pasada; el Merval mientras no logre volver sobre 90 mil puntos parece postergar cualquier recuperación aún medido en pesos, mientras que en ccl destruyó el soporte de 380 dólares y si bien podría rebotar nuevamente a la zona si aguanta sobre 360 (cierre semanal 366); mientras no recupere ese valor perdido no espero recuperaciones sostenidas; y el tipo de cambio sobre 235 deja abierta la posibilidad de seguir hasta 250 antes de hacer una pausa que pueda durar algunos días. En lo internacional no se encuentra consuelo, como planteamos la semana pasada volvimos a mínimos e incluso los rompimos, y en ese sentido un SP500 sobre 3.730 puntos permite pensar en un rebote, y debajo de 3.630 continuaría su derrotero a 3.550 y 3.300 zona crítica (en Nasdaq el valor a recuperar es 11.600, y debajo de 11 mil habilita mil puntos más de baja). Los commodities muestran diferentes caras, metales sosteniendo los valores de USD1.840 y USD21.50 pueden recuperar, mientras que el crudo debajo de USD107 caería a USD95, y sobre USD107 podría volver a máximos. Brasil quedó muy mal parado, mientras que el Bovespa no vuelva sobre 102 mil puntos seguiría cayendo, mientras que el real ya está a pocos centavos de los 5.20 planteados como objetivo.

* Analista TM Inversiones