El tipo de cambio sigue subiendo de manera administrada, sin tomar en cuenta la marcada que le dieron al precio en el último minuto de la rueda del viernes y que lo hizo caer cinco pesos respecto a la cotización del jueves en la plaza del AL30 (y que por consiguiente disparó la diferencia con el precio vía GD30 al 5,70%). Los bonos ley Nueva York siguen mostrando menor debilidad que los ley local, y en ese sentido el AL30 en sus versiones dolarizadas perforó esta semana los mínimos de fines de octubre y comienzos de diciembre, por lo que lamentablemente se mantienen encendidas las alarmas sobre un potencial repunte en la cotización de la divisa, pero sin dejar de destacar que el BCRA volvió rápidamente a la senda compradora luego del saldo vendedor de la semana anterior. Clave comenzar a ver una recuperación en estas plazas, importante para pensar que lo de la renta variable de ésta semana pueda durar.

S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs en Nueva York fue por lejos la mejor del año, sin papeles con variación negativa. El sector financiero se mostró fuerte (subas entre el 7% y 10%) e YPF sigue recuperándose de la paliza, esta vez con un alza del 15,34%; mientras que las que se mostraron más pesadas fueron TGS (0,60%), IRS (0,72%) y TEO (1,08%), cuando ningún otro papel subió menos de un 4%. En la plaza local se destaca la mala semana de Mirgor cayendo un 6% a contramano del mercado, siendo así el único papel del panel líder con variación negativa.

 

Respecto a los mercados extranjeros, en EE.UU. los índices despejaron las dudas instaladas luego de la mala semana pasada (la peor de los últimos tres meses) y alcanzaron nuevos máximos históricos, el SP500 subió 4,65% y el Nasdaq 5,25% con la mejor variación semanal desde noviembre (de esta manera, se ratifican los 3.700 del primero como valor clave a sostener para no ver amenazada la marcha alcista). Los commodites se mostraron mixtos; los metales preciosos arrancaron con fuertes alza el lunes que no pudieron sostener y terminaron castigados, el oro cayó 1,83% a USD1.813, la plata 0,15% a USD26,90 (fuerte reversión luego de cotizar sobre los 30 dólares el lunes por la mañana); mientras que el petróleo sigue siendo el más fuerte con una suba del 9,16% para cerrar en USD56,95 y alcanzar su valor más alto en el último año; por su parte el bitcoin sigue al alza y rondaba los USD40.300 al momento de escribir esta nota quedando así muy cercano a los máximos del 8/1. El mercado vecino de Brasil también mostró recuperación con un Bovespa subiendo 4,97% y logrando por poco la recuperación de los 120 mil puntos (valor clave a sostener), mientras que el real mostró una apreciación de 9 centavos contra el dólar y quedó en 5.37.

S&P 500 gráfico por TradingView
 

Mirando hacia la semana entrante, es importantísimo que el Merval se sostenga sobre 50 mil puntos, para mantener de esta manera la expectativa de una visita a los máximos en la zona de 55/56 mil, mientras continuamos esperando la postergada recuperación de los bonos en sus cotizaciones dolarizadas (y que la brecha entre los bonos ley loca y Nueva York vuelva al 2% de las últimas semanas). Respecto a los mercados foráneos, no deberíamos ver achiques significativos en la medida que el SP500 continúe sobre los 3700 puntos, lo que debería contribuir al cumplimiento de la tarea para la semana del Bovespa, que es el sostenimiento de los 120 mil puntos.

* Análisis de TM Inversiones