Los papeles de Aluar y Ternium sintieron el peso de los nuevos aranceles anunciados por el presidente estadounidense, Donald Trump, y sus cotizaciones se desplomaron en el mercado bursátil.

Sin embargo, esta caída ocurrió en una rueda en que el resto de la renta variable y los bonos soberanos no desentonaron y cerraron con fuertes bajas, a la espera de definiciones de política económica y en especial sobre el camino que tomará sobre la deuda con privados el presidente electo, Alberto Fernández.

"Con la repentina decisión de Trump sobre los aranceles al acero y aluminio de fondo, los activos domésticos sumaron otra rueda donde los operadores privilegian la cautela que se continúa evidenciando con mayor fuerza entre los bonos a la espera de la reestructuración", explicó el analista bursátil Gustavo Ber.

El mayor castigo lo recibió Aluar, cuya acción se hundió 11,9% hasta los 31 pesos en la Bolsa de Comercio porteña. "En nuestro caso, los Estados Unidos son el mercado más importante y las ventas a ese país representan el 40% de nuestra producción", explicó Javier Madanes, director de la compañía, en diálogo con Télam.

Otra de las empresas golpeadas fue Ternium, controlada por el Grupo Techint. Cayó 2,5% a 21 dólares por ADR en Wall Street.

La novedad sobre los aranceles anunciados por Trump mediante su cuenta de Twitter no fue el único hecho que hoy movió al mercado. Los papeles argentinos que cotizan en la Bolsa de Nueva York cerraron con mayoría de pérdidas, a la espera de definiciones económicas.

Inversores profundizaron la liquidación de activos domésticos, entre estos los bonos soberanos, a días de la asunción del nuevo presidente y llenos de incertidumbre sobre los nombres del futuro gabinete de ministros y las medidas que vendrán.

"Se esperan en los próximos días las definiciones sobre el equipo económico, y a partir de entonces las estrategias que se estarán llevando adelante en la renegociación de la deuda, la cual los inversores van descontando que podría ser más agresiva", completó Ber.

Analistas esperan que la renegociación de la deuda no sólo incluya plazos más largos, sino que la sustentabilidad fiscal de la propuesta podría requerir una reducción y un período de gracia en especial sobre los intereses en los próximos años.

Los títulos soberanos en dólares más negociados profundizaron las pérdidas. El Bonar 2020 cayó 2,3% y muestra una Tasa Interna de Retorno (TIR) de 256,6%. El mayor golpe lo recibieron los tenedores del Bonar 2024 que se despeñó 5,8% a 31,75 dólares. El bono a cien años cayó 4,2% a 44,65 dólares.

El derrape de la renta fija soberana volvió a impulsar el Riesgo País, que subió 5% a 2.386 puntos básicos. Los seguros para cubrirse contra un eventual default argentino se dispararon 3,75% a 6.113 puntos.