¿Ha aumentado la cantidad de población que envía remesas o transferencias internacionales con criptomonedas? ¿Qué ventajas tiene sobre otros sistemas tradicionales? ¿La situación política y económica de los países latinoamericanos hace que esto aumente?. 

Según expertos y referentes del mundo cripto en Latinoamérica, las respuestas parecen ser que definitivamente la cantidad de población que envía remesas o transfieren con criptomonedas ha aumentado, y es debido a las ventajas que tienen las mismas. Por supuesto, la situación económica, política y social de varios países de la región, también han influido en esto.

Raúl Ortiz, Head of Business Development para Latinoamérica de Bitwage, explicó que desde la firma donde trabaja han notado que cada vez son más los profesionales que optan por esta tecnología para poder cobrar por sus servicios, especialmente en la Argentina en donde es muy popular que elijan la stablecoin DAI para recibir honorarios desde el exterior.

“También vemos el impacto que ha tenido en El Salvador en donde las remesas han estado  presentes en la economía desde siempre. Por eso las criptomonedas juegan un papel fundamental a la hora de simplificar los trámites para que la población se beneficie al máximo”, remarcó.

Sin embargo, señaló que todavía existe todo un desafío en relación a la velocidad de las transacciones para poder operar a gran escala. “Aun así, existen varias ventajas si comparamos con los sistemas tradicionales. Esas ventajas son la transparencia, la practicidad en su uso y el hecho de poder atesorar activos de manera soberana, en donde por primera vez se hace posible custodiar valor sin la necesidad de terceros”, subrayó.

El ejecutivo de Bitwage afirmó que las cripto se han convertido en una solución ante problemáticas actuales en varios países. “El hecho de que varios gobiernos y bancos en los países latinoamericanos lo estén contemplando es también un indicador”, opinó.

Por otra parte, Juan David Reyes, desarrollador de comunidad para Latam de Status.im, también brindó su opinión: “A medida que las personas entienden cómo funcionan las transferencias usando criptomonedas, otros servicios más costosos y demorados, como transferencias bancarias o casas de cambio, quedan atrás. Así que no es sólo una tendencia en países cuyas economías están restringidas por políticas cambiarias, sino que la adopción se hace en lugares como Colombia donde profesionales trabajan en
países con ingresos más altos. Eso sin mencionar casos como el venezolano, donde muchos migrantes envían dinero a sus familias usando criptomonedas”.

Reyes habló en particular del caso de Argentina, y dijo que nuestro país rompió récords en abril, en la entrada de Bitcoin por Pesos Argentinos. “Según Matt Ahlborg, científico de datos y quien ha documentado este caso recientemente, este fenómeno se explica por tres tendencias: la variación de precios donde traders reaccionan con fines especulativos, la diáspora venezolana en Argentina y la reintroducción de los controles de capitales desde octubre del año pasado”, especificó.

“Además, mientras hacer una transferencia entre una cuenta de un país a otro, requiere datos como el código SWIFT, el número IBAN y datos personales, para hacer un envío de criptomonedas únicamente se necesita la dirección de billetera anónima, nada más”, destacó.

“En cuanto al tiempo, no sólo se ahorra tiempo recolectando los datos necesario para la transacción, sino que también la operación en el mundo cripto dura unos minutos respecto a los días de validación que requiere el sistema tradicional”, agregó después.

Fiorella Scantamburlo, CMO de Defiant Wallet, también brindó su perspectiva, aportando algunos datos a tener en cuenta: “En abril 2020, se preveía que en el 2020 los flujos de remesas se reducirían a un 20% debido a la crisis económica causada por el COVID-19 que ha provocado una caída de los salarios y del empleo. Sin embargo, contra todas las proyecciones, los flujos de remesas sólo cayeron un 1,6%, llegando a los USD 540 mil millones”.

“Si bien no tenemos datos específicos sobre la cantidad de personas que hacen remesas con criptomonedas, ya que las transferencias de cripto son anónimas, sabemos de primera mano que muchas personas eligen a las criptomonedas a la hora de hacer remesas. Esto sucede, sobre todo, en los países donde hay hiperinflación. Así, las personas evitan la devaluación de las monedas de sus países”, añadió.

Según Scantamburlo no hay dudas de que la necesidad de salvaguardar la transferencia efectiva y económica de remesas es consecuente para el alivio de la pobreza y la reducción de las desigualdades entre países. “El problema de las remesas es tan grande que la ONU lo atendió en el punto 10.c de sus Objetivos para el Desarrollo Sostenible: disminuir el costo del envío de dinero a menos del 3%”, puntualizó.

Sin embargo, enviar dinero a casa no es una tarea fácil para muchos migrantes, especialmente para los más pobres. Esto se debe a factores como los altos costos de las transferencias internacionales de empresas privadas, que cobran entre un 5 y un 15%, según el servicio que utilicemos, y la necesidad de tener una cuenta bancaria a la cual muchos no tienen acceso.

“Las criptomonedas son la opción más económica para enviar dinero entre países ya que dejan fuera de la ecuación a los intermediarios: el envío de criptomonedas se hace de persona a persona, de una wallet a otra. De esta forma, ya no se necesita una compañía remesadora, con lo cual ahorramos el alto porcentaje de comisión”, dijo la CMO de Defiant.

Además, las cripto ofrecen como beneficio la posibilidad de operar 24/7 y de forma inmediata, las transferencias llegan en unos pocos minutos de una billetera a la otra. “Y para quienes quieran evitar la volatilidad, pueden hacer intercambios en monedas estables, como DAI o USDT, las cuales tienen el mismo valor que el dólar”, remarcó Scantamburlo.

Gabriel Kurman, co-fundador de RSK, recordó que en Latinoamérica se da la situación de aquellas familias que, por necesidad, debido a las crisis económicas, tienen que irse a vivir al exterior para poder trabajar y alimentar a su familia. “Un caso ejemplo es el de Venezuela, que tiene un 9% de emigrantes”, indicó.

“Ahora con la facilidad, la instantaneidad y las bajas comisiones de intermediación que tienen las criptomonedas pueden enviar dinero a sus familias y que les llegue un monto muchísimo mayor en comparación al que les llegaría si lo hicieran con los intermediarios tradicionales como Western Union y MoneyGram”, coincidió en la misma línea que Scantamburlo.

Para concluir, hizo alusión también al caso de El Salvador, donde recientemente se anunció que Bitcoin se utilizará como moneda de curso legal. “El presidente Nayib Bukele estimó que el porcentaje que se quedan las remesadoras es de entre el 6 y el 7% del PBI, con lo cual aquellas familias que estén viviendo en el exterior y enviando dinero a sus familias se van a poder beneficiar por esta magnífica tecnología”, manifestó Kurman.

*Análisis de Arigato Consulting