Las regulaciones del Banco Central y de la Comisión Nacional de Valores ( CNV) tuvieron el impacto buscado para los tipos de cambio bursátiles, mientras tanto que el tipo de cambio paralelo mostró una suba de $3 en la semana y cerró en $128. Esta situación se dio en un contexto en donde el mercado puso como “determinante” la negociación de la deuda pública bajo ley extranjera.

Un informe de la consultora Ecofinanzas destacó que “el mercado se encuentra atento a la emisión monetaria que si bien en lo que va de junio la base monetaria se contrajo en $30,2MM, durante el mes de mayo la expansión monetaria alcanzó +264MM y debe tenerse en cuenta que en lo que va del año, el BCRA financió al Tesoro Nacional con transferencias de Adelantos Transitorios y Utilidades por $1.052MM”.

El informe señaló que en ese contexto “las regulaciones del BCRA y de la CNV tuvieron el impacto buscado para los tipos de cambio bursátiles”, pero alertó que el mercado local mostró movimientos “atentos al desenlace de la negociación de la deuda” que “tendrá otro episodio” ante la ausencia de un acuerdo entre las partes.

“Los acreedores no estarían siendo cautivados por los endulzantes que ofreció el Gobierno Nacional sobre la propuesta inicial de reestructuración”, alertó Ecofinanzas. Sin embargo, el riesgo país cerró la semana con una leve baja lo que demostró que “el mercado sigue demostrando confianza sobre un pronto acuerdo sobre la deuda” aún cuando el jueves sufrió tensión por la incertidumbre, que se revirtió el viernes.

La consultora destacó la decisión de la Secretaría de Finanzas de ofrecer “una colocación de títulos públicos en dólares bajo ley local por un total de USD1.500 M, en tres colocaciones de USD500M cada una, previstas para el 7 de agosto, el 25 de septiembre y el 27 de noviembre, con el objetivo de atraer a inversores extranjeros que invirtieron en instrumentos en pesos en los últimos años basados en la estrategia de carry trade”.

“Se señala en el comunicado oficial que el objetivo de estas emisiones intenta revertir dicha estrategia de "carry trade", que solo ha generado inestabilidad financiera y macroeconómica, así como normalizar el mercado de la deuda en pesos”, enatizó.

Ecofinanzas también puso la lupa sobre un indicador socio-económico de cara al futuro. Allí destacó que durante mayo, la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a abril de 2020 fue de -0,1%, mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 1,1%, ambas por debajo de la variación mensual del IPC de mayo (1,5%).

De esta manera, señaló que una familia tipo de cuatro integrantes necesitó $17.876 para acceder a la CBA y no caer debajo de la línea de indigencia y necesitó $43.080 para alcanzar la CBT y no caer bajo la línea de pobreza.

“Recordar que, si bien el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas en mayo tuvo una variación mensual del 0,7%, la más baja desde junio de 2017 (+0.9%), acumula en 5 meses de 2020 un incremento del 16%, por encima de la variación del Nivel General de Precios (+11,1% i.a) y se ubica en la cima de los incrementos en lo que va del año”, enfatizó.

Y alertó que “este rubro es uno de los componentes principales de ambas canastas y su incremento continúa impactando negativamente sobre los sectores más vulnerables y por lo tanto sobre el deterioro de los indicadores sociales”.