Los argentinos tienen más de USD 360.000 millones en el exterior, de acuerdo con estimaciones oficiales difundidas ayer por el Indec. Están en billetes o invertidos en fondos y monedas extranjeras, que por la vía de la salida de capitales se fueron acumulando a lo largo de los años fuera del sistema financiero local.

Los datos surgen de movimientos de la compraventa de moneda extranjera del sistema bancario y financiero, de la entrada y salida de fondos y capitales que se cursan a través del Banco Central, y de datos suministrados de bancos y entidades del exterior acerca de activos que tienen los argentinos en sus países.

Una parte de esos fondos está en bancos del exterior, alejada del radar del Fisco argentino, o fuera del sistema bancario local. Otra buena parte está en billetes, la mayoría en cajas de seguridad, en propiedades o inversiones financieras en el exterior, y en acciones o títulos de deuda de gobiernos o empresas extranjeras.

En total suman 362.258 millones de dólares (sin contar las reservas del Banco Central), una cifra que se asemeja a la deuda pública nacional. Son USD 14.383 millones más que un año atrás, cuando se estimaba en USD 347.875 millones.

Dólares en el exterior

Gran parte de esos activos está en billetes de monedas extranjeras y depósitos, primordialmente en dólares, en cuentas del exterior o en cajas de seguridad: son USD 243.511 millones, según el informe titulado "Balanza de pagos, posición de inversión internacional y deuda externa". 

Un año atrás sumaban USD 235.243 millones, por lo que tuvieron un incremento de USD 8.268 millones. En el arranque de 2020 eran USD 227.730 millones, mientras en 2015 sumaban USD 153.309 millones y en 2006, USD 74.282 millones.

Capital fugado y el pago al FMI

Con el doble objetivo de descubrir cuánto dinero que se encuentra en el exterior corresponde a capital fugado y de poder pagarle al Fondo Monetario Internacional (FMI), el oficialismo en la Cámara de Diputados firmó hace una semana el dictamen para el proyecto que crea un fondo para pagarle al FMI con dólares de la fuga, iniciativa que ya cuenta con la aprobación del Senado.

“La creación del Fondo Nacional pone en el centro del escenario la cuestión histórica de la fuga de dólares, la evasión impositiva y cuáles pueden ser las formas posibles de afrontar el pago de la deuda con el FMI”, expresó el legislador Carlos Heller, impulsor del proyecto.

El "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional" apunta a formar un fideicomiso a base de aportes de los evasores, a quienes se les ofrece la posibilidad de formalizar esos capitales ocultos a cambio de una multa del 20% de sus bienes totales, a pagar en dólares. Pasados los seis meses de la puesta en vigencia de la ley, la sanción pasa a ser del 35%.