Los bonos de la deuda argentina abren este martes en alza con una suba de hasta el 1,18% mientras el mercado espera novedades sobre la negociación del Gobierno con los acreedores. Rige un pacto de confidencialidad y se ponen en marcha nuevas condiciones en la mesa de negociación. 

La semana retoma con gran expectativa tras la extensión de la fecha del deadline que se fijó para el próximo 5 de junio. El Gobierno acercó en las últimas horas una mejora de la oferta a los bonistas, y tal cómo lo anticipó BAE Negocios, tan sólo USD 8 separan las pretenciones del cierre final.

Con la meta de reestructurar un pasivo de USD 66.238 millones, el ministro de Economía, Martín Guzmán, le acercó a los tres grupos de bonistas una actualización de su oferta que contempla una suba del valor de recupero para los acreedores desde USD 40 hasta USD 45, descontada a una tasa del 10%, fundamentalmente a partir de reducción del plazo de algunos títulos a emitir en la operación.

Por su parte, el Grupo Ad Hoc, liderado por el fondo Blackrock, cedió desde los USD 59 hasta los USD 53. Así, en el mercado esperan que la distancia pueda cerrarse en torno a los UDS50. Para ello aún resta un trecho de tiras y aflojes por transitar.

El mercado de compra-venta mira expecante los pasos que se delínean, mientras el Banco Central y Comisión Nacional de Valores, se anticipa ante eventuales alteraciones en el precio del dólar y pone nuevas trabas a las operaciones de los dólares bursátiles. 
 El indicador Riesgo País, que elabora la banca estadounidense JP Morgan, retroce 2.696 puntos y se acopla al optimismo. 
   

Los bonos registraron subas de hasta el 6% en la ronda del lunes