Los depósitos a plazo precancelables en UVA duplicaron el volumen de su monto en las entidades financieras durante el último mes, según informó el Banco Central en un comunicado. Así, explicaron alrededor del 10% del aumento total de las colocaciones a plazo desde el 13 de abril, fecha en que volvieron a abrir los bancos luego de permanecer cerrados ante la pandemia de coronavirus.

Los plazos fijos precancelables ajustables por UVA, lanzados por el Banco Central en febrero como una opción de inversión a tasa real positiva para los ahorristas, ofrecen una tasa mínima de 1% sobre la inflación si se cumple el plazo contractual de 90 días.

Además, dispone de la opción de precancelamiento a partir de los 30 días, por lo que se obtiene una rentabilidad equivalente al 70% de la tasa de política monetaria.

"Si se opta por cumplir el plazo de 90 días, los ahorristas recibirán la tasa de interés equivalente al Indice de Precios al Consumidor que informa el INDEC más un 1%, lo que permite mantener el poder adquisitivo del ahorro y ganarle por un punto a la inflación", sostuvo la autoridad monetaria.

También agregó que "los bancos están obligados a ofrecer esta opción a todos los ahorristas a través de todos los medios, ya sea en las sucursales con presencia física o a través de las plataformas electrónicas".

El jueves, el Banco Central elevó el monto máximo -de $1.000.000 a $4.000.000- de los plazos fijos en pesos que tendrán garantizada esta tasa de interés. Así quedó asentado en la Comunicación "A" 7000 de la entidad.