De la mano de la suba de tasas del Banco Central, los plazos fijos minoristas registraron en agosto un aumento del 9,3% nominal en relación con el mes previo. Los mayoristas, en tanto, crecieron 4,7% en ese mismo período.

La suba progresiva del piso de la tasa, impulsada desde abril por el BCRA y la imposibilidad de migrar al dólar por las restricciones cambiaria, impulsaron un fuerte crecimiento del stock el mes pasado (+$53.100 millones)

En cuatro meses la tasa mínima de los plazos fijos minoristas pasó de 26,6% a 33%, mientras que la inflación se mantuvo contenida.

Según señala un informe elaborado por First Capital Group, el stock totoal de los plazos fijos en pesos (tradicionales y con opción de cancelación anticipada) aumentaron 6,4% respecto a julio (+125,6 mil millones), finalizando el mes en $21,billones. En tanto, los depósitos a plazo con opción de cancelación anticipada aumentaron 12,9% en el mes ($26.487 millones).

“Este incremento en $125,6 billones de los depósitos en moneda nacional por el crecimiento de los depósitos a plazo se vio parcialmente compensado por una disminución en las cajas de ahorro de 8,6% en el mes ($115.649 millones), mientras que las cuentas corrientes experimentaron un aumento de 1,6% ($17.136 millones)”, señaló Cristian Traut, Gerente de First.

En el caso de las colocaciones mayoristas influyó que el spread entre la Tasa de Política Monetaria y la Badlar se ubicó en 8,3% en promedio, es decir que la diferencia se achicó 20 puntos básicos respecto del cierre del mes anterior.

El informe destaca que los depósitos en dólares del sector privado aumentaron 1,1% en agosto ( USD180 millones), finalizando en USD17.160 millones. En términos interanuales, esto implica una caída del 35,7%.  

En el caso de los depósitos a plazo fijo en dólares se registró un alza en agosto de 0,9% en (USD 39 millones en el mes) mientras que las cajas de ahorro en esa misma moneda crecieron 1,4% (USD 168 millones).