Los inversores pierden el sueño por tres instrumentos de próximo vencimiento en el mercado y construyen escenarios que están más cerca de una visión pesimista en torno de esos bonos.

"A pesar de la buena voluntad del gobierno en cuanto a normalizar la curva en pesos, el mercado continúa a la expectativa de señales que permitan llevar esa normalización, que en un principio llegó a estar en torno al 80%, a valores que impliquen total confianza en la estrategia definida en materia de deuda local", mencionó un informe de Delphos Investment

La buena noticia es que, en vías de retomar un sendero de confianza y tras lo acontecido en relación al AF20, el Tesoro pagó el vencimiento de la Lecap S15N9 y avisó del pago de las letras que vencen la semana que viene. 

Delphos elaboró un informe con distintos escenarios para tres bonos diferentes (A2M2, TC20 y TJ20) donde al vencimiento, el tenedor recibiría un bono TX21 para los casos A2M2 y TC20, y TB21 para el del TJ20. 

Para los tres bonos planteó un escenario optimista donde la credibilidad está totalmente recuperada y uno pesimista de nula credibilidad:

1 -  En el caso del A2M2, el primer escenario implica un rendimiento de CER + 4% mientras que el segundo de CER + 28%. 

2 - Para el TC20 utilizó CER + 4% en el primer escenario y CER + 45% para el segundo. 

3 - Para el TJ20, en el primer escenario Delphos utilizó una tasa Badlar + 300 bps, mientras que para el escenario pesimista implicaría una tasa de Badlar + 7000 bps. 

"Con estos supuestos, los precios actuales descuentan una probabilidad de ocurrencia del escenario pesimista para el A2M2 del 55%, para el TC20 de 70% y para el TJ20 de 80%", concluyó Delphos. 

La consultora especializada explicó que marzo es un mes cargado de obligaciones porque vencen alrededor de USD2.000 millones en tenencia de acreedores privados, por lo que el Gobierno deberá buscar recuperar la confianza de cara a terminar de recomponer el mercado de deuda en pesos.