Luis "Totó" Caputo, calificado por el macrismo como "el Messi de las finanzas", salió a criticar a Elon Musk por comprar bitcoin con el patrimonio de Tesla, mediante varios mensajes en la red social Twitter.

"Tal vez ahora que perdió tanta plata en su apuesta se entienda más por qué decíamos que una empresa no puede usar su caja para fines especulativos. Algo bien básico realmente...", reprochó Caputo.

El también ex presidente del Banco Central hizo un análisis del derrumbe de las criptomonedas durante los últimos días.

"Una particularidad de estos últimos dos días de nuevo colapso de las crypto: se está dando sin saltos bruscos. Señal de que el nivel de apalancamiento cayó significativamente, y con ello la liquidación de posiciones", evaluó.

En un último retuit, Caputo hizo referencia a las declaraciones del multimillonario y filántropo estadounidense David Rubenstein, cofundador de The Carlyle Group.

En una entrevista con la cadena CNBC, Rubenstein dijo que "las criptomonedas han venido de la nada para ser una fuerza en el mercado. Están aquí para quedarse. La idea de que el gobierno va a evitar que las criptomonedas sean algo que los inversores quieren es poco realista".

Para Caputo, "aún para el más escéptico" las reflexiones de Rubenstein son "interesantes".

Musk y Tesla, "bananeros"

Las críticas de Caputo a Musk no son nuevas. El último 12 de mayo, lo había castigado por considerar a Tesla y al magnate "una compañía y empresarios bananeros".

"Lo de Elon Musk ya dejó de ser poco serio para pasar a ser algo serio, y no en el buen sentido.  Aclaro que no tengo bitcoin y que dije que no entendía como el mercado premiaba a $TSLA por haber invertido en bitcoin. Parece algo más acorde a una Cía y empresario bananeros...", criticó Caputo.

En abril último, el ex funcionario de Mauricio Macri también se refirió a la decisión de Musk de comprar 1.500 millones de dólares en bitcoin.

"Se supone que $TSLA produce coches eléctricos. No especular sobre las criptomonedas. No importa si ganaron o perdieron dinero. Me sorprende que el mercado no penalice severamente a la empresa por este comportamiento poco profesional", advirtió.