Con el rebote de las últimas horas, el "criptoinvierno" que azota al sector de las criptomonedas se volvió más templado para los inversionistas. De todas maneras, diferentes analistas subrayaron la importancia de los próximos días para determinar si el repunte se consolida o si habrá una nueva extensión de las caídas.

Tras un desplome de más del 45% desde el pasado 6 de junio, el Bitcoin intenta recuperar posiciones y mantenerse en el soporte de los USD 26.000 con una suba del 5% en las últimas 24 horas. Actualmente, cotiza a 20.700 dólares por unidad.

Por su parte, Ethereum logra recuperarse por encima de los USD 1.100 con un incremento del 8%. Las subas dentro del sector son lideradas por Polkadot, Solana y Avalanche, con incrementos del 8,4%, 10% y 13%, respectivamente. 

 

Pese a esto, los inversores siguen con mucha cautela, debido a que la criptomoneda más importante del mercado todavía se encuentra un 70% por debajo de su máximo histórico alcanzado en noviembre del año pasado y bajó un 57% en lo que va del año.

Falta de optimismo en el sector

De hecho, varios expertos creen que este repunte será temporal y las criptomonedas podrían volver a caer. "No veremos una señal de fortaleza mientras se mantenga cotizando por debajo de este nivel de precios", aseguran los analistas de Bolsamanía.

Por su parte, el analista de eToro Simon Peters agregó: "Las condiciones actuales del mercado no ofrecen mucho espacio para el optimismo. Las valoraciones están muy deprimidas después de un comportamiento boyante en los últimos 18 meses".

Según el recurso de seguimiento Índice de Miedo y Avaricia de Criptomonedas, el inversor medio ahora es más temeroso que en casi cualquier momento de la historia del sector. Ayer, el índice, cayó a un mínimo histórico de solo 6/100, dentro de su categoría de "miedo extremo".

El cierre semanal solamente mejoró marginalmente la situación. El Índice, el cual utiliza una cesta de factores para calcular el sentimiento general, sumó tres puntos para seguir persistiendo en niveles que históricamente marcaron los mínimos del mercado bajista para bitcoin.