El principal driver que tienen los mercados y de la palabra que siempre van a escuchar hablar es: “tasa”, la tasa de interés.

La tasa de interés más importante del mundo, que es la del mercado estadounidense, es en la que nos focalizaremos. La FED, lo que sería el conjunto de los bancos centrales de EEUU que toman decisiones, entre ellas establecer las tasas de interés, ha tenido circunstancialmente una tasa muy baja.

Desde el 2008 tuvieron una política de tasas bajas, pero lo que sucedió es que en la cuarentena tuvieron una aceleración de la emisión monetaria y sucedió lo que los argentinos entendemos muy bien, la inflación.

Se habla de que dicha inflación en los Estados Unidos es de un 7%, aunque seguramente empezará a bajar un poco, y terminará alrededor de un 4% al final de este año. Pero para que eso suceda, la Reserva Federal y el gobierno de Biden tiene que tomar decisiones.

La decisión que todos están esperando y que el mercado ya tiene descontada, es la suba de las tasas de interés de manera progresiva. Pero que sucedería si quieren utilizar la mejor herramienta que tiene la política monetaria, la sorpresa.

Si todos saben las medidas que se van a tomar, se pierde la fuerza y el poder. Si cambian la estrategia y hacen una suba de tasas más repentina, puede provocar que las personas vayan a activos más conservadores, como por ejemplo los bonos del tesoro de los EEUU. Ese traslado y migración de ir de activos menos riesgosos, van a salir de tomar ganancia de empresas que pueden ser tecnológicas como Facebook, Amazon, entre otras. Entonces, atentos con esto.

En el caso de que no quieran comprar bonos del tesoro de EEUU, hay otras alternativas de cobertura ante este escenario. Los commodities tampoco son seguros ya que pueden tener una aceleración de precio, por ende, vamos a dar nuevas posibilidades.

Una oportunidad de inversión pueden ser las empresas farmacéuticas. Debido al contexto actual y al vivido en los últimos dos años, son una buena cobertura.

*Broker de Bolsa de Bull Market Brokers