La oferta de canje presentada el martes 1 de junio por Mastellone no representa una "pérdida significativa" para los acreedores y mejorará el perfil de vencimientos de la compañía láctea, consideró hoy la agencia Moody's en un informe al que tuvo acceso BAE Negocios.

Moody's mencionó que Mastellone anunció el canje por hasta el 81,5% de sus Obligaciones Negociables (ONs) Clase F vigentes equivalente a USD 162,8 millones por nuevas Obligaciones Negociables Clase G garantizadas con vencimiento en 2026.

"El canje no presenta pérdidas significativas en valor presente para los acreedores que decidan ingresar con una tasa de descuento breakeven en torno al 11,6% y representará una mejora en el perfil de vencimientos de la compañía", indicó la calificadora de riesgo internacional.

El canje contempla, por cada USD 1.000 de valor nominal de ONs Clase F, una emisión de ONs Clase G de USD 675, un pago en efectivo de USD 325 y un monto adicional total de USD 1,4 millones a prorrata.

"En nuestros cálculos, representaría un 'sweetener' (endulzante) por aceptación temprana de aproximadamente un 0,8% de valor nominal adicional que compensa una baja en la tasa de cupón a 10,95% desde 12,625%", precisó.

Moody's completó que la ON Clase F vigente de Mastellone se encuentra alcanzada por las restricciones de acceso al Mercado Único Libre de Cambios (MULC) impuestas por la Comunicación “A” 7106 y su extensión “A” 7230, emitidas por el Banco Central, que ha obligado a las compañías a refinanciar al menos el 60% del capital de los títulos de deuda en moneda extranjera cuyos vencimientos de capital operen antes del 31 de diciembre de 2021. 

Mastellone informó que cuenta con respaldo de un 60% de los tenedores elegibles, siendo el 81,5% el total máximo a canjear.
La compañía no posee actualmente la liquidez necesaria para hacer frente al vencimiento de capital próximo, por lo que deberá refinanciar gran parte del mismo. 

En este contexto, Mastellone anunció preliminarmente la emisión de Obligaciones Negociables locales en pesos por hasta USD 40 millones a 36 meses y la obtención de un préstamo garantizado en dólares por hasta USD 50 millones amortizable trimestralmente desde el 1 de junio de 2022 con vencimiento en 2026.

Según cálculos de Moody's, asumiendo un 81,5% de aceptación, los USD 90 millones se encuentran en línea con las necesidades de financiamiento por aproximadamente USD 91,2 millones, compuestos por USD 36,9 millones de ONs Clase F no canjeadas, USD 52,9 millones correspondientes al pago en efectivo del canje y USD 1,4 millones por contraprestación de aceptación temprana.

Perfil de Mastellone

Mastellone es la empresa líder y mayor productora de lácteos en Argentina. 

La compañía es la mayor procesadora de leche cruda del mercado local con una participación del 12% y adicionalmente compra el 13% del total de la leche producida en el país. 

Tiene una buena diversificación geográfica y de producto dado que aproximadamente el 20% de las ventas de consolidadas provienen de ventas a través de subsidiarias en el exterior, de compañías relacionadas en la región y de exportaciones de productos en otros mercados internacionales.

El perfil operativo de Mastellone se encuentra apalancado por el apoyo estratégico que le brindan sus socios comerciales Arcor (calificada por Moody’s Local Argentina en AA.ar/Estable), Bagley y Danone. Arcor y Bagley poseen actualmente el 49% del capital social de la compañía, que entendemos ha sido clave en la reducción del costo financiero esperado luego del canje. 

Las tres marcas relacionadas son de importante renombre a nivel local y/o regional, y le brindan apoyo a través de sinergias operativas y de distribución y comercialización de productos en el mercado interno y externo.

Moody's espera que, hacia adelante, luego del canje, Mastellone presente una estructura de capital menos estresada, con un perfil de vencimientos escalonados, principalmente debido al préstamo garantizado, con un menor riesgo de descalce de moneda (menor exposición a deuda en dólares) y un menor costo financiero que podrían tener un impacto positivo en el perfil crediticio de mediano plazo.