La calificadora de riesgo crediticio Moody's resaltó que el acuerdo alcanzado entre Argentina y los bonistas por los USD66.000 millones de deuda externa "permitirá al país evitar procesos judiciales extensos y costosos" con los acreedores, al tiempo que "establece un aplazamiento temporal de los pagos de deuda y reduce los pagos de intereses en adelante".

Sin embargo, la firma pidió que el Gobierno implemente un plan fiscal y monetario "creíble" para que el país pueda eventualmente volver a acceder al mercado de capitales internacional, que permita hacer frente al pago de los nuevos bonos.

"Será fundamental que el Gobierno argentino fije políticas fiscales y monetarias creíbles y sostenibles para dar apoyo a un eventual regreso a los mercados de capitales internacionales, lo que asegurará el pago total y oportuno de los nuevos bonos reestructurados y respaldará las perspectivas económicas de largo plazo del país”, señaló el vicepresidente regional de Moody's, Gabriel Torres.