Fue una semana positiva en general para la curva de bonos soberanos en dólares. Empujados por el rally de los mercados globales y por medidas del gobierno que el mercado tomó como “al menos un paso en el sentido correcto”, los bonos globales cerraron una muy buena semana. Estos títulos acumularon cuatro días de alzas consecutivas en las primeras ruedas de la semana y lograron alejarse de los mínimos registrados la semana anterior, dejando subas que rondaron el 5% para los bonos más cortos y se acercaron al 7% - 8% en los bonos más largos. De esta forma los bonos tuvieron una compresión de aproximadamente 100 bps en promedio para toda la curva, pasando a operar por ejemplo el bono a 2030 de 17% a 16% de yield y el bono a 2041 de 15% a 14%.

 

El día viernes -con el feriado bancario y la expectativa puesta en la definición de las elecciones en Estados Unidos- los Globales operaron prácticamente flat, convalidando la suba de toda la semana.

Los Bonares por su lado, cerraron la semana casi sin cambios respecto al cierre de la semana pasada en un mercado que sigue teniendo poca profundidad y se mueve fundamentalmente por el flujo de operadores locales.

 

Para la curva de bonos soberanos en pesos fue una semana mixta. Los bonos CER continuaron con la tendencia alcista de la semana anterior y en el punta a punta semanal se consolidaron con subas de hasta 5% para el tramo medio y largo de la curva. Al cierre de la semana quedaron con rendimientos sobre inflación de entre 1,5% y 3% para los cortos; 5% y 7,5% para los medios y 9% para los largos.

Los soberanos Dólar Linked por su parte, estuvieron ofrecidos y cerraron en devaluación -3,40 y -1,35 para los vencimientos de 2021 y 2022 respectivamente, versus niveles de -6,75 y -3% al cierre de la semana anterior.

En los bonos a tasa fija se vieron movimientos dispares, el Bote 2021 operó con volumen y acumuló en la semana una ganancia de más del 4%, sin embargo, los Bote 2023 y 2026 siguieron ofrecidos cerrando con bajas de hasta 1% con un bajo volumen operado.

Los bonos que ajustan por Badlar revirtieron la tendencia de semanas anteriores y subieron 2% en promedio, con spreads comprimiendo a niveles de 8,25% y 12,25% en el caso del TB21 y AA22 respectivamente, versus niveles de 10,50% y 13% de la semana pasada.

 

 

Fue una buena semana para los bonos corporativos, sobre todo porque se notó un aumento en el interés sobre estos instrumentos y un mayor volumen operado. Este mayor interés no se vio reflejado en los precios de todos los créditos, aunque en algunos si y fue importante; como en el caso de YPF que mostro subas entre 8% y 10% tanto para el tramo medio como largo de su curva. Otro de los más beneficiados fue Pampa Energía, cerrando con alzas de entre 4% y 6% en sus distintos bonos. Los bonos ligados al sector bancario también estuvieron demandados cerrando con subas entre 1% y 2%, mientras que el resto de los créditos relacionados al sector energético, telecomunicaciones y Oil & Gas, cerraron con subas menores cercanas al 1%.

 

En lo que corresponde a renta variable, se vio una muy buena semana para las acciones argentinas. El índice Merval subió casi un 8% con la mayoría de papeles en positivo y hubo un cambio de tendencia con respecto al mes pasado en cuanto a volumen e interés. Los mejores rendimientos acumulados de la semana estuvieron en el sector bancario con GGAL (+19,55%) liderando la suba, además de BMA (+15,02) y BBAR (+13,82%).

 

Por el lado de los ADRs, también fue una excelente semana con todos los papeles argentinos en Wall Street operando en verde, en un promedio de 12% al alza, donde MELI fue una de las que lideró alcanzando casi un +19% de suba semanal, ante la presentación de los resultados del 3T20, los cuales superaron los pronósticos de los analistas.

 

Novedades de la semana

 

Respecto a los datos económicos de la semana. La recaudación de octubre creció por segundo mes consecutivo en términos reales y subió cerca de 5%. Sin embargo, los ingresos relacionados con la actividad económica continúan cayendo en términos reales. Por otro lado, el INDEC publicó indicadores de la actividad en la industria y en la construcción del mes de septiembre, donde la industria manufacturera creció por primera vez en el año 3.5% i.a. y la construcción paso de caer 18% en agosto a 4% en septiembre. Finalmente, el BCRA publicó un nuevo relevamiento de expectativas de mercado, donde tanto las expectativas de inflación y de caída del PIB para este año mejoraron respecto a los relevamientos anteriores.