El costo fiscal del paquete de gasto hasta fin de año podría alcanzar los 175.000 millones de pesos, al tener en cuenta un nuevo IFE focalidado, bono a jubilados y Aasignación Universal por Hijo (AUH), entre otras ayudas.

El cálculo, que asciende a 0,4% del Producto Interno Bruto ( PIB) lo realizó la consultora Delphos Investment señaló que hasta ahora sólo se conocieron algunas medidas oficiales como el aumento del Salario Mínimo, con impacto al alza en algunos planes sociales y la rebaja en el impuesto a las ganancias para asalariados con sueldos hasta $ 203.000 y créditos blandos para construcciones menores. 

"En base a estos anuncios y transcendidos sobre las restantes medidas - IFE, bono para jubilados y AUH- estimamos que el costo fiscal del paquete hasta fin de año podría alcanzar los $175.000 millones, alrededor de 0,4% del PBI", consignó el informe. 

 

Emisión de pesos

Delphos considera que dada la imposibilidad de financiar este aumento en el gasto con mayores colocaciones de deuda, debería incrementarse la emisión monetaria por un monto similar. 

"De esta manera la emisión podría alcanzar $1,6 billones en todo 2021, excediendo en $0,4 billones el límite presupuestario previsto", calculó. 

 

Reservas del Banco Central

Delpos agregó que, en este contexto, hacia adelante el mayor interrogante pasa por la trayectoria de las reservas líquidas hasta fin de año.

"De persistir la tendencia negativa, el movimiento alcista en los dólares financieros seguramente se mantendrá hasta las elecciones legislativas de noviembre", advirtió. 

El informe destaca que luego de las elecciones se plantea para el gobierno una decisión clave sobre los plazos del acuerdo con el FMI

"La escasez de reservas podría influir en los plazos en los cuales el gobierno acuerde con el FMI ya que el pago del próximo vencimiento demandaría reservas por USD 1.880 millones", recordó.