La Comisión Nacional de Valores ( CNV) oficializó una serie de medidas que profundizan el cepo para la compra-venta de dólares financieros con el objetivo de acortar la brecha cambiaria. Entre ellas, se dispuso un nuevo "parking" mínimo de cinco días hábiles para los activos del exterior.

A través de la Resolución General 843/2020, publicada este lunes en el Boletín Oficial, estableció un plazo mínimo de tenencia de cinco días hábiles para que los valores negociables provenientes de depositarias del exterior y acreditados en el mercado local puedan ser aplicados a la liquidación en moneda extranjera.

Así, el Gobierno busca desalentar la operatoria del dólar contado con liqui (CCL), que cotiza a $110 y cuya brecha con el mayorista es de 57,5%. Ante las restricciones en el mercado oficial, este movimiento se utiliza para fugar divisas a través de la compra en el mercado local de acciones en pesos de empresas que también coticen en el exterior, fundamentalmente Wall Street, la transferencia de esos activos a una cuenta en el extranjero y la venta de los mismos en dólares.

El nuevo parking obliga a los inversores a quedarse un mínimo de cinco días con las acciones en su poder para agregarle incertidumbre respecto de los movimientos de las cotizaciones y desincentivar su operación.

El presidente de la CNV, Adrián Cosentino, explicó que la normativa "está en línea con los criterios estándar de los mercados", y que el ordenamiento de la actividad "constituye una práctica común de regulación responsable, compatibilizando el desarrollo del mercado con la estabilidad sistémica".

"En circunstancias de elevada volatilidad y complejas condiciones de coyuntura, los reguladores debemos asumir una actitud de máxima rigurosidad y de pleno pragmatismo en la constante tarea de calibrado normativo, con relación a cómo se desenvuelve la actividad de intermediación financiera tanto bancaria como la que compete al mercado de capitales", señaló el funcionario.

Los detalles del nuevo supercepo al CCL

La nueva norma plantea que la concertación y liquidación de operaciones en moneda local de valores negociables emitidos en el país, realizada por sujetos bajo fiscalización de CNV, sólo podrán llevarse a cabo en mercados regulados por la comisión.

Además, determina que los agentes inscriptos ante la CNV, en sus operaciones para cartera propia, deberán compensar compras con ventas de valores negociables en el mercado local, y compras y ventas de valores negociables en mercados del exterior.

"Esto significa que la posición neta resultante de sus actividades de intermediación, entre los montos de compras y ventas con liquidación en cable en el mercado local y los montos de compras y ventas en mercados del exterior, debe ser nula", se exlica en la resolución.

Si alguna posición diaria quedara desbalanceada, ese desfase podrá compensarse en fechas posteriores pero deberá llegarse al final del período semanal con una posición nula, o compradora neta.

Además, en línea con la resolución general 841/2020, se dispuso un plazo mínimo de tenencia de cinco días hábiles para que los valores negociables provenientes de depositarias del exterior y acreditados en el custodio local puedan ser aplicados a la liquidación de operaciones en moneda extranjera.