La calificadora de riesgo Moody's afirmó este viernes que la posibilidad de integrar como efectivo mínimo bonos del Tesoro no tendría impacto en la calidad de crédito de las entidades financieras, de acuerdo a un informe dado a conocer sobre la reciente disposición del Banco Central de la República Argentina ( BCRA) y terciando en la polémica que la entidad tuvo con su expresidente Guido Sandleris, que opinó en contrario.

Durante el segundo trimestre del 2020 marcado por la etapa más restrictiva de la cuarentena, los bancos registraron un aumento en los depósitos por parte de un sector de la pobración que estaba imposibilitado de circular. Parte del respado de esos depósitos está contenido en Letras de Liquidez del Banco Central (Leliq). 

Moody’s local Argentina estimó que la Comunicación A7290 "no tendría impacto en la calidad crediticia de las entidades calificadas en el corto plazo", al explicar que la nueva comunicación brinda a los bancos "la opción de integrar con títulos públicos nacionales en pesos, la exigencia de efectivo mínimo actualmente integrable con las Leliq".

"Ante un escenario de estrés para los títulos públicos, el riesgo de liquidez sería mitigado por el mecanismo de liquidez inmediata a través de la recompra de títulos establecido por el BCRA, entidad que se compromete a adquirir los títulos que hayan sido integrados a un precio levemente por debajo del precio de mercado", explicó Moody's.

Polémica local

Ayer el organismo que dirige Miguel Pesce aprobó que los bancos integren en bonos del Tesoro Nacional de, al menos 180 días, la porción de sus encajes que actualmente mantienen bajo la forma de Letras de Liquidez, con el objetivo de contribuir al desarrollo del mercado de capitales doméstico.

Al respecto, el ex presidente del BCRA durante el gobierno de Mauricio Macri Guido Sandleris publicó un hilo en Twitter en el que criticó a la nueva medida y destacó que ante un "default en pesos" las entidades financieras se verían en dificultades para cumplir con los ahorristas, generando un traspaso de "crisis de deuda a crisis bancaria". Situación poco probable ya que el  BCRA tienen la posibilidad de asisitir al Tesoro para cumplir con sus vencimientos. 

Inicialmente, los cuestionamiento a la disposición de la autoridad monetaria estvieron vinculados a generar más emisión monetaria ya que implicaría un desarme de Leliq para financiar al Gobierno.

Depósitos en Leliq para la compra de títulos

Actualmente, las Leliq integradas equivalen a aproximadamente del 6% del activo total de los bancos, por lo que "la exposición al Crédito del Sector
Público podría aumentar de su actual 12%, incluyendo los bonos que ya son utilizados para la integración de efectivo mínimo".

Las entidades podrán destinar parte de su stock de Leliq a la suscripción primaria de títulos públicos para destinarlos al cumplimiento de los requisitos de efectivo mínimo.

Fuentes del sector explicaron a Télam que las entidades financieras tienen actualmente cerca de 800.000 millones de pesos inmovilizados en Leliq como respaldo de los depósitos de sus clientes, que podrían ser destinados a la compra de estos títulos si así lo prefiriesen.

Para garantizar que los requisitos integrados tengan liquidez en todo momento, el Central estableció además un mecanismo específico por el cual los bancos podrán venderle esos títulos que hayan comprado para integrar los encajes en caso de requerir ese dinero.