El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, minimizó la importancia de la suba de las cotizaciones paralelas del dólar (MEP y "contado con liqui" o dólar bolsa), que ayer rondaron los $110, al asegurar que se trató de "maniobras especulativas" con el objetivo de generar caos.

Además, negó de forma rotunda los rumores sobre un nuevo corralito por la imposibilidad de retirar moneda extranjera en efectivo ante las medidas de seguridad dispuestas por la pandemia de coronavirus.

"Son maniobras especulativas, fueron muy bajos los montos operados", aseguró Pesce en una entrevista con C5N en la que aseguró no ver motivos para que la expansión monetaria actual dedicada a ayudar en la crisis sanitaria provocada por el coronavirus tenga efectos inflacionarios, a pesar de que el Central emitió $ 600.000 millones desde el primero de marzo último.

Ante los dichos de economistas y operadores bursátiles y cambiarios respecto a que al no disponerse de los ahorros en moneda extranjera se estaba en presencia de una nueva forma de "corralito", Pesce cuestionó que existe "falta de ética entre quienes difunden estas informaciones".

"Se inventó esta historia del corralito cuando el único riesgo es que se acumulen personas en las sucursales de los bancos", sostuvo el jefe del BCRA.

Pesce, al ser consultado en el programa de C5N sobre si estas maniobras que para él tienen como objetivo "generar cierto caos", el titular del Central respondió: "Sí, que no quepa ninguna duda".

"No tiene otra explicación. Por eso creo que se ha manejado a través de rumores en las redes y muy pocos periodistas lo han tomado y los medios serios no se hicieron eco de estas acciones especulativas", sostuvo sobre las versiones.

Además, destacó que el Central está "con una posición compradora de dólares y atendiendo las importaciones sin problemas y otros servicios".

El titular de la autoridad monetaria advirtió que esos rumores comenzaron a circular ante las restricciones que se establecieron para evitar la propagación del coronavirus, que incluían limitaciones para concurrir a los bancos para extraer dólares.

"Estamos ante una pandemia. Un riesgo muy importante para la población. Permitir que la población se concentre en las sucursales es un problema. Entonces se inventó esta historia de que había un corralito cuando en realidad no había un corralito, había riesgo de que la gente fuera a las sucursales", lamentó.

Respecto al cronograma de esta semana para habilitar la atención en los bancos, afirmó, "se verificó que la apertura de las sucursales permite una buena atención respetando las normas sanitarias".

Por esa razón, sostuvo que se permitirán nuevas actividades como la extracción y el depósito de dólares a partir de la semana que viene.

Sobre la emisión monetaria, Pesce aclaró que "la mayor parte de la expansión se debió a que el Banco Central redujo, desde mediados de marzo, los niveles de tenencia de Leliq de las entidades financieras". "Fueron unos $ 500.000 millones que se devolvieron a los bancos", precisó.

El presidente del Banco Central consideró que "con una economía en recesión, como lo estaba la Argentina desde antes de que se desate esta crisis, la expansión no debería tener efectos inflacionarios". "No hay ninguna razón para pensar que va a tener consecuencias mayores en la inflación", enfatizó.

Por ahora, rechazó la idea de cargar cajeros automáticos con dólares en efectivo para evitar la concurrencia a las entidades, ya que se trata de una "operatoria muy costosa" y explicó que también se busca descomprimir la ida a cajeros para reducir el riesgo de contagio del Covid-19.

Por otro lado, Pesce planteó una crítica hacia los bancos privados, al asegurar que está "insatisfecho" con la cantidad de créditos otorgados a las MiPymes a tasas no mayores al 24%.

"Uno nunca está conforme. Los bancos tuvieron muchos privilegios en la gestión anterior, obteniendo rentabilidades extraordinarias de deuda del BCRA", cuestionó, aunque reconoció que "se aceleró" la cantidad de créditos otorgados.

"Se alcanzó la cifra de $ 51.000 millones y hay otros $ 70.000 millones en trámite. Los préstamos con garantía del Fogar también van a aumentar en los próximos días", confió.

El jefe del BCRA ratificó que el único motivo por el que los bancos no están funcionando con normalidad es por "cuestiones relacionadas a la salud y a la pandemia que estamos viviendo".