Los analistas prevén días de mayor cautela y volatilidad en los mercados luego de que el Gobierno enviara a la SEC la oferta formal de canje de la deuda bajo legislación extranjera y en el marco de los 20 días de negociación pautados.

El viernes, tras la presentación de los trazos gruesos de a oferta pero antes de conocerse los detalles de los nuevos bonos que se emitirían con el canje, los bonos rebotaron y el riesgo país bajó 12% hasta los 3.487 puntos básicos ante una propuesta menos dura de lo esperado.

"Tras el rebote del viernes es posible que los inversores exhiban una actitud más cautelosa, a la espera de la reacción de los principales bonistas luego de la dura propuesta, que implica una quita en términos de valor presente neto de alrededor del 65%. Es posible se observe una elevada volatilidad al ritmo de las señales respecto a la marcha de las negociaciones", dijo el analista Gustavo Ber.

Por su parte, Christian Buteler agregó: "No está muy claro lo que puede pasar. Si bien los cálculos con una exit yield del 12% muestran que el bono que se va a emitir va a estar arriba del valor de cierre del viernes y eso implicaría que tendría que seguir la suba, creo que el mercado va a empezar a ver qué chances reales hay de que se cierre el acuerdo. Si se cree que las posibilidades de acordar son bajas, el merado podría ir para abajo".