El precio internacional del petróleo, en sus distintas variantes, subía en la mañana de este lunes. En medio de una ajustada oferta para una demanda de crudo que se recupera tras el pozo de comienzos de la coronacrisis, la expectativa de que sea lento el regreso a la producción en las principales cuencas petroleras de Estados Unidos, afectada por la ola polar que atravesó el país, alimenta un nuevo incremento de la cotización.

Así, cerca de las 9:00 de Buenos Aires, el petróleo Brent subía 0,85% a 62,67 dólares el barril en la cotización a mayo, tras ganar casi 1% la semana pasada en la Bolsa de Londres. En tanque que el crudo West Texas Intermediate (WTI) avanzaba 0,91%, a 59,80 dólares el barril a abril, tras haber caído un 0,4% la semana pasada en el mercado de Nueva York.

Los precios también recibieron un impulso después de que el banco de inversión Goldman Sachs elevara su previsión de precios del Brent en 10 dólares, con la expectativa de que alcance los 70 dólares en el segundo trimestre y 75 dólares en el tercero.

Petróleo: el impacto de la ola polar en Estados Unidos

El tiempo atípicamente frío en Texas y varios estados productores obligó a detener hasta 4 millones de barriles por día de producción de crudo junto con 21.000 millones de pies cúbicos de producción de gas natural, según las estimaciones privadas.

Es probable que las cuadrillas de trabajadores petroleros tarden varios días en descongelar las válvulas, reiniciar los sistemas y comenzar la producción de petróleo y gas, reportó la agencia Reuters. Las refinerías de la Costa del Golfo de Estados Unidos están evaluando los daños y podrían tardar hasta tres semanas en restablecer la mayor parte de sus operaciones, plantean algunos analistas.