La aceleración en el precio del dólar blue de la última semana encendió las alarmas en los inversores y los llamó a preguntarse el porqué de el alza en el valor que amplió la brecha cambiaria: ¿es "pura espuma"?

"Entendemos que la preocupación derivada de la dinámica del dólar blue puede estar sobreestimada: hay explicaciones razonables que sugieren que puede tratarse de factores puntuales y transitorios (blanqueo inmobiliario y dolarización por temor a restricciones) e indicadores no tradicionales que traen algo de calma (búsquedas en Google relacionadas con el tipo de cambio)", calmó Consultatio en un informe a sus clientes.

Consultatio destacó:

1 - La preocupación que se deriva de la dinámica del dólar informal puede estar sobreestimada.

2 - Algunos indicadores no tradicionales sobre el momentum de mercado del dólar informal nos llevan a moderar un poco la preocupación. Una relación que siempre resulta interesante notar es la evolución de la brecha del blue con las búsquedas relacionadas a tipo de cambio en Google Argentina: a principios de abril y en septiembre/octubre, las búsquedas relacionadas al tipo de cambio (dólar, dólar blue, devaluación, desdoblamiento, dólar futuro, reservas BCRA) anticiparon la suba (y en nov-20/dic-20 y feb-21 adelantaron también la baja). Hoy la tendencia de dicho indicador no refleja una preocupación mayor, bajando incluso a niveles de 20, mínimo desde mediados del año pasado.  

3 - Hay motivos para pensar que la brecha entre Blue y CCL puede mantenerse elevada en lo que resta del año (es decir, que el CCL se deslice más lento que el informal). Por empezar, las experiencias preelectorales de 2013 y 2015 son bastante claras en ese sentido: entre marzo/abril y las elecciones generales, la brecha entre el tipo de cambio informal y el contado con liquidación se fueron ampliando con el correr del tiempo desde niveles de 0% hasta llegar a un 15%. Pero la economía hoy tiene un grado de informalidad mucho mayor y un cepo mucho más estricto/mejor calibrado, lo que nos permite concluir que la importancia relativa del dólar paralelo es mucho mayor que en aquel entonces. 

4 - El BCRA viene ejecutando una política cambiaria de intervenciones en el CCL, hecho que no estaba presente en las experiencias previas (al menos directamente vía el BCRA, aunque sí a través del ANSES esporádicamente). Con todo esto, no nos sorprendería ver una brecha entre el Blue y el CCL que se vaya ampliando en los próximos meses. Más allá de que haya actores que tiendan a arbitrarlo (con el famoso “puré”), ese gap creciente no sería una situación tan atípica, como lo muestra el gráfico de abajo.  

5 - La suba del contado con liqui en estas últimas semanas podría estar explicada por una menor intervención del BCRA en el mercado de bonos, situación que esperamos que se revierta. ¿Se corrió el BCRA? Nuestras estimaciones y conversaciones con las mesas nos indican que durante abril bajó la actividad de la autoridad monetaria en el mercado de contado. 

6 - El BCRA podría hasta duplicar el ritmo de intervención que venía mostrando en el contado los últimos meses, teniendo en cuenta el saldo del balance cambiario y por eso nos sorprende que no haya aparecido más decisivamente. De cualquier manera, nuestra expectativa es que el BCRA va a retomar protagonismo en el mercado de bonos para controlar el contado con liqui si este sigue sufriendo presiones alcistas. 

7 - Los riesgos vienen por el lado de la crisis sanitaria, con contagios y muertes en niveles récords que amenazan con una profundización de las restricciones a la circulación. Por ahora, sin embargo, descartamos una fase 0 como la del año pasado y, en esa línea, no vemos un aumento dramático en las necesidades fiscales, aunque sin dudas es un tema a seguir.  

En conclusión, Consultatio cree que la aceleración en la devaluación del dólar blue puede tener que ver con factores técnicos puntuales y, en todo caso, es esperable que, de continuar, no tenga un contagio tan lineal con el contado con liquidación. 

"No sería raro ver que la brecha entre ambos se amplía en los próximos meses, tal como es usual que ocurra en años electorales con cepo", indicó.