Los tres directores que aún sobrevivían de la gestión de Cambiemos presentaron esta tarde su renuncia, según confirmaron fuentes oficiales a BAE Negocios. Los funcionarios que dieron un paso al costado son Francisco Eduardo GismondiEnrique Szewach y Fabián Horacio Zampone.

De este modo, sólo queda en funciones Miguel Pesce, el presidente del Banco Central designado por Alberto Fernández. Al mismo tiempo, se espera que designe al vicepresidente primero y segundo de la entidad.

El nuevo titular de la autoridad monetaria es un hombre de extrema confianza del presidente. Pesce, un viejo conocido en el edificio de Reconquista 266, ocupó la vicepresidencia de la entidad entre 2004 y 2015 y tendrá la difícil tarea de controlar el tipo de cambio.

Con el enfoque en la reactivación económica, se espera que entre sus primeras medidas se encuentren el recorte de tasas de interés, la rebaja de encajes bancarios, y el lanzamiento de una línea de créditos productivos dirigido a pequeñas y medianas empresas.