En plena tensión cambiaria y a la espera de posibles medidas del Gobierno para estimular la liquidación de los exportadores, los dólares financieros cerraron dispares. Hubo una leve baja en el contado con liqui (CCL) del 0,1% a $143,37 y una suba del 2% en el MEP hasta los $137,31. Así, las brechas con el tipo de cambio mayorista, que ayer subió 21 centavos a $76,06, quedaron en 80% y 88%, respectivamente. Mientras tanto, la sangría de reservas no se detiene y el Banco Central tuvo que volver a vender divisas ante la escasez de la oferta.

En esta rueda los bancos terminaron de normalizar las operaciones del dólar ahorro para la venta por home banking, luego de varias jornadas sin funcionar producto de la adaptación a las nuevas restricciones. Esta cotización, que incluye el recargo del 30% del impuesto PAIS más el 35% a cuenta de Ganancias y Bienes Personales, avanzó a $132,26.

En ese marco de alta volatilidad cambiaria, este lunes el BCRA vendió, según fuentes del mercado, alrededor de USD60 millones para abastecer la demanda ante una insuficiente oferta por parte de los exportadores. Con todo, las reservas brutas cayeron otros USD98 millones en el día y terminaron en USD41.872 millones. Aunque lo cierto es que, según estimaciones de Ecolatina, las tenencias internacionales netas ya perforaron el piso de USD7.500 millones.