Una nueva normativa de la Comisión Nacional de Valores (CNV)  obliga a los Fondos Comunes de Inversión (FCI) a desarmar posiciones, con el objetivo de que redirijan sus inversiones a licitaciones del Tesoro, de acuerdo con analistas del mercado.

"La CNV -junto con la Secretaría de Finanzas- busca que los FCIs desarmen parte de sus posiciones en otros FCIs para que se dirijan a las licitaciones de la Secretaría de Finanzas. El principal riesgo es que estos fondos se dirijan a cuentas remuneradas y baje fuerte la tasa", advirtió el analista Juan Ignacio Paolicchi, de Empiria Consultora.

Hizo referencia de este modo a la Resolución General 887/2021 publicada en el Boletín Oficial, una norma que entrará en vigor el próximo 21 de mayo, bajo el argumento que los FCI constituyen un vehículo de captación de ahorro e inversión fundamental para el desarrollo de las economías, permitiendo robustecer la demanda de valores negociables en los mercados de capitales, aumentando así su profundidad y liquidez.

En concreto, la CNV indicó que las carteras de los FCI podrán estar compuestas por un porcentaje máximo del 20% por activos valuados a devengamiento.

Además, hasta el 100% del patrimonio neto del mismo podrá estar depositado en la moneda de curso legal en cuentas a la vista radicadas en el país en entidades financieras autorizadas por el Banco Central.

Y determinó que hasta sólo el 5% del patrimonio neto podrá invertirse en cuotapartes de otros fondos comunes de inversión.